Yogur natural

Después de una comida sana,  una buena elección  para tomar de postre es un yogur natural hecho por nosotros mismos con fruta picada.

Y es una sana opción para cualquiera de nosotros, ya que si no queremos consumir muchas calorías le podemos añadir un endulzante natural y  unas frutas picadas, pero los afortunados que no tienen que estar contando calorías, pueden añadirle también gotas de chocolate y hacer una strachiatella riquísima.

Con él podemos enriquecer nuestro almuerzo, pero también es un desayuno o una merienda ideal, debido a su gran contenido en calcio.

También ahorramos muchísimo, porque de un solo yogur podemos sacar  10 yogures!!

Es la  magia de la cocina.

Ingredientes:

  • 900 gr de leche descremada
  • 100 ml de nata para cocinar (que tiene menos grasas)
  • 70 gr de leche en polvo
  • 1 yogur natural

Preparación con la Thermomix:

Encendemos el horno a 50º con calor arriba y abajo  para que se vaya calentando.

Introducir todos los ingredientes en el vaso, excepto el yogur natural, y programar 10 segundos velocidad 4.

El siguiente paso será programar 3 minutos, 50º y velocidad 2 ½ . Añadir ahora el yogur y mezclar 30 segundos en velocidad 3.

Elegir recipientes pequeños con tapa (o taparlos con film transparente) y rellenarlos con nuestro yogur.

Apagar el horno  (sí, aunque parezca raro habéis leído bien) e introducir nuestros recipientes en él para dejarlos toda la noche fermentando con ayuda del calor del horno.

Y magia! A la mañana siguiente nos encontraremos unos yogures suaves y deliciosos con una textura inigualable, que tendremos que guardar en la nevera para enfriarlos y disfrutar de unos yogures sin colorantes, conservantes y sin ningún edulcorante artificial. Y lo mejor: será del sabor que nosotros queramos!

Es lo bueno de poder elegir!

Preparación sin la thermomix:

Encendemos el horno a 50º con calor arriba y abajo  para que se vaya calentando.

Metemos todos los ingredientes en una jarra alta, excepto el yogur natural, y lo batimos bien con una batidora de mano. En un cazo meter  la mezcla y cocinarla a fuego medio mientras lo removemos con una varilla. Pasados unos 3 minutos más o menos, volvemos a poner la mezcla en la jarra y metemos el yogur natural. Batir bien con la batidora de mano.

Elegir recipientes pequeños con tapa (o taparlos con film transparente) y rellenarlos con nuestro yogur.

Apagar el horno  e introducir nuestros recipientes en él para dejarlos toda la noche fermentando con ayuda del calor del horno.

A la mañana siguiente meterlos en el frigo y a disfrutar de su sabor, porque quedan igual de ricos, aunque no los hagas con la thermomix!!

 

Se pueden enriquecer con trozos de frutas, con muesli, mezclándolos con compota de frutas e incluso hacer un cremoso batido  con fruta fresca o congelada, agregándole un poco de leche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s