Espaguetis integrales con salsa de calabaza

Seguro que si le preguntáramos a alguien que cuál es su comida favorita, muchos responderían que la pasta, y yo me incluyo , pero… ¿ a qué tipo de pasta se refieren? ¿a la blanca o a la integral? Pues seguro que piensan en unos espaguetis blancos llenos de salsa boloñesa.

Y es una lástima  que se prefiera un producto al cual se le ha quitado la mayoría de sus nutrientes,  sólo  porque es más fácil vender un producto con menos tiempo de cocción y porque sea más atractivo a la vista.

Así que vamos a conocer todo lo que nos ofrece la pasta  integral:

La pasta blanca nos aporta proteínas (gluten) y almidón, pero no la buena fibra, minerales y vitaminas que posee la pasta integral.

Entonces, ¿por qué elegir un alimento al que se le ha quitado “lo bueno” de él, sólo porque tiene mejor apariencia?

La pasta integral no es sólo más nutritiva que la blanca, sino que es rica en carbohidratos de absorción lenta, lo que hace que nuestro cuerpo absorba la glucosa lentamente, ayudándonos así a controlar nuestro peso.

Tiene las mismas utilidades que la pasta blanca y posee un sabor característico a frutos secos muy agradable,  además de  estar muy recomendada en dietas de adelgazamiento, ya que llenan muchísimo!

Los cereales son la base de nuestra alimentación, así que  deberíamos incluirlos en nuestra dieta diaria  y no hacer caso de dietas restrictivas que alteran  nuestro organismo con graves consecuencias.

Y aunque queramos escuchar que engorda menos que la pasta blanca, esto no es cierto. Lo que realmente nos hace subir de peso no es la pasta en sí, sino las salsas calóricas que le añadimos.

Por eso vamos a probar esta nueva receta que además de fácil y rápida es una manera de camuflar las verduras para que nuestros hijos no se nieguen a comerla.

A por el delantal!!

Ingredientes:

  • 250 gr de espaguetis integrales
  • 1 cucharadita de sal yodada
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo cocido por persona
  • salsa ligera de calabaza
  • orégano al gusto

Preparación:

Cocinar la pasta al dente en abundante agua, fijándose en la recomendación del fabricante (unos 8 minutos aproximadamente a partir de que hierva el agua). Cuando hierva el agua, añadirle la sal (no antes).

Una vez finalizada  la cocción, escurrir bien los espaguetis y refrescarlos con agua fría para que no continúe su cocción. Ponerlos en una fuente y rociarlos con un poco de aceite de oliva virgen para así evitar que se peguen.

Hacer la salsa de calabaza, cubrir la pasta con ella y servir con un huevo cocido por persona.

Espolvorear con orégano y ya tenemos un plato único perfecto para el almuerzo, ya que en él encontramos los hidratos de carbono, la fibra de la verdura en la salsa y la proteína del huevo. Un plato muy bien combinado… y delicioso!

Estas cantidades están pensadas para 2 personas ( o una que coma mucho), así que si somos más, pues aumentamos un poco las cantidades y ya!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s