Panecillos de leche y avena

Sobra decir que están hechos con harina integral, de ahí el nombre de este blog, un lugar de ideas saludables donde los alimentos más sanos se convierten en habituales de nuestra dieta.
Cuando escuchamos la palabra dieta lo primero que se nos pasa por la cabeza es un plato de insípidas verduras con un filete de pescado a su lado y la restricción de los alimentos más apetecibles, pero nada que ver con la realidad.
Según la Real Academia Española, “dieta” significa régimen de vida, es decir, pautas de una alimentación o alimentos que se consumen habitualmente.

Este blog se basa en una dieta mediterránea donde las proteínas, hidratos de carbono y verduras o frutas se unen para aportarnos todos los nutrientes necesarios y así aprender no sólo a comer de manera sana, sino a disfrutar del amplio abanico de posibilidades culinarias que nos ofrece la naturaleza.

Un buen ejemplo de ello es un cereal muy conocido en la actualidad, como lo es la avena, que ya lo hemos probado en una de sus mejores presentaciones como lo es el famoso Porridge .

Ahora le toca el turno a unos panecillos muy suaves y dulces que seguro no pasarán desapercibidos en la alacena de nuestra cocina. Vamos a conocer la receta:

Ingredientes:

  • 250 gr de leche desnatada
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 40 gr de azúcar moreno o su equivalencia de endulzante natural
  • 11 gr de levadura seca de panadería o 30 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 200 gr de harina de avena integral
  • 50 gr de gluten de trigo
  • 250 gr de harina de trigo integral
  • sésamo para decorar

Preparación con la Thermomix:

Introducimos la leche en el vaso, junto con el aceite, el endulzante y la sal y programamos 2 minutos a 37º y en velocidad 2.

Cuando pasen los 2 minutos, añadiremos la levadura (si es fresca la desmenuzamos con los dedos) y mezclamos durante 10 segundos en la velocidad 4.

Ahora es el momento de añadir las harinas y el gluten (si no tenemos gluten usaremos 250 gr de cada harina). Programamos 15 segundos en velocidad 6 y trabajamos la masa a continuación durante 3 minutos en la velocidad espiga.

Sobre la encimera espolvoreamos un poco de harina y dejamos caer la masa. Ahora tomaremos porciones de la masa y daremos forma redonda a nuestros panecillos y los dispondremos en la bandeja del horno, previamente protegida con papel vegetal, aplastándolos un poco y dejando separación entre ellos para que al levar no se peguen unos con otros.

Los introducimos en el horno apagado y esperamos una hora a que leven (es importante tener paciencia y dejarlos levar para que queden más esponjosos).

Cuando hayan casi doblado su volumen inicial, hacerles unos cortes con un cuchillo bien afilado, pincelar  la superficie con leche a temperatura  ambiente y adornar con sésamo para darle un toque de sabor a nuestros panecillos.

Meter en el horno (sin haberlo precalentado) y dorarlos durante unos 30 minutos a 180 grados.

Y ya podremos disfrutar el agradable sabor de unos panecillos recién sacados del horno.

Para elaborar esta receta sin la Thermomix, tendremos que seguir el orden de los ingredientes de la receta con thermomix e ir introduciéndolos en un bol grande hasta que la masa se despegue de las paredes del mismo. Entonces la trabajaremos en la encimera espolvoreada con harina y daremos forma a los panecillos como indico anteriormente.

El resultado será prácticamente el mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s