Delicias de zanahoria

El nombre de este entrante es el más acertado, porque están deliciosas! y muy sanas, ya que las zanahorias nos ayudan con sus betacarotenos a prevenir ciertos tipos de cáncer y son unas grandes antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro de nuestra piel. También son un gran aliado para dar color a nuestra piel, porque.. ¿quién no ha tomado un zumo de zanahorias antes de tomar el sol para ponerse morena?. Pues ahora también podremos llevar a la playa nuestras delicias de zanahoria, que seguro las volveremos a hacer, ya que son muy fáciles de elaborar.

Para ello necesitaremos:

Ingredientes:

  • 100 gr de cebolla
  • 250 gr de zanahorias
  • 300 ml de leche desnatada
  • 50 gr de harina integral de trigo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • huevo batido y pan rallado integral para empanar
  • aceite de oliva para freír

Preparación:

Pelar las zanahorias y picarlas en una picadora o en la thermomix, o si queremos las podemos rallar con un rallador de queso. Ahora vamos a preparar una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando ya esté caliente, incorporar la cebolla picada  con una cucharadita de postre de sal fina yodada y pochar hasta que transparente.

Cuando ya esté cocinada la cebolla, añadiremos la zanahoria rallada, la  harina y cocinamos a fuego medio durante unos 5 minutos, para que pierda el sabor de la harina cruda. Transcurrido este tiempo, añadiremos la leche y removemos hasta que espese la mezcla. Cuando ya tenga la consistencia como para hacer croquetas, la meteremos en un bol amplio y la dejaremos enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera, para no quemarnos a la hora de formar nuestras delicias.

Cuando la masa está fría y densa, nos pondremos unos guantes de látex y formaremos las bolitas como si fueran albóndigas, aunque aplastándolas un poco con la palma de la mano para achatarlas. Ahora las pasaremos primero por huevo y después por pan rallado integral.

Freír en abundante aceite bien caliente y dejar absorber el exceso de aceite sobre unas servilletas de cocina.

Ahora sólo nos faltaría preparar un buen arroz basmati, o como en la fotografía, una exquisita quinoa real para acompañar este dulce y suave entrante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s