Petit de fresas

Nada más y nada menos que 600 variedades son las que tiene este vistoso fruto rojo: la fresa.

Su sabor ácido no sólo combina con batidos y postres, sino también con ensaladas veraniegas, dándoles un toque divertido y apetitoso.

Esta pequeña golosina natural contiene fitonutrientes y antioxidantes que ayudan a combatir los  radicales libres, los cuales son  productores en muchos casos de distintos tipos de cáncer. Son muy pocas las calorías que nos aporta  y muchos los  nutrientes necesarios  para una buena  alimentación, como el hierro, la vitamina c (incluso más que la naranja), fibra, calcio, yodo y fósforo.

A los más pequeños les encantan las fresas, pero es muy importante no dar fresas a niños menores de 1 año, ya que son altamente alérgenas. Después del año sería estupendo dar a nuestros hijos petit sin colorantes ni conservantes y con la cantidad justa de azúcar que necesitan para reponer energías!

Así que sabiendo esto vamos a buscar un postre menos calórico que las famosas fresas con nata, para poder beneficiarnos de todas sus ventajas comiéndolas de una forma más sana y nutritiva.

El petit de fresas  puede ser el postre ligero que andábamos buscando!!
Ingredientes:

  • 500 gr de queso batido desnatado
  • 500 gr de fresas
  • 4 hojas de gelatina
  • 120 gr de azúcar

Preparación con la thermomix:

Lo primero que haremos será hidratar con agua las láminas de gelatina. A continuación introduciremos las fresas bien lavadas y sin los rabitos en el vaso de nuestra thermomix junto con el azúcar. Trituramos 10 segundos en velocidad 5  y programamos 5 minutos a 50º en velocidad 2.
Pasado este tiempo escurrimos el exceso de agua de las hojas de gelatina y las introduciremos en el vaso. Batimos unos segundos en velocidad 5 para que se mezclen bien los ingredientes. Ahora añadimos el queso batido y volvemos a mezclar otros segundos.

Ya sólo nos queda buscar unos tarritos individuales de cristal y los introduciremos en el frigorífico hasta que solidifiquen.

A disfrutar de un postre primaveral!!

Para hacer esta receta sin thermomix procederemos de igual forma, pero usando una batidora de mano para mezclar los ingredientes. El resultado es el mismo.

Espirales de brioche

Lo que más me gusta de estos espirales de brioche es que los  puedes rellenar de lo que quieras, porque su masa dulce y suave combina bien con casi cualquier relleno.
En esta ocasión los he hecho de pavo y queso edam, para poder darnos un capricho con los ingredientes más sanos y naturales que de costumbre.

Aunque parezcan complicados son muy fáciles de hacer y son una alternativa a los sándwiches, ya que estas espirales vienen con todo incluído!
Sin más dilación vamos a conocer el secreto de este original tentempié.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar o su equivalencia de endulzante natural
  • 60 gr de aceite de girasol o de oliva virgen
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • jamón de pavo en lonchas
  • queso edam en lonchas
  • aceite de oliva para pincelar

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de oliva y programar  1 minuto a 37º y velocidad 2. A continuación añadiremos las yemas y mezclamos unos 5 segundos a velocidad 4.

Agregamos las harinas y la levadura de panadería y programamos 15 segundos en velocidad 6. Cuando terminen los 15 segundos, programamos 3 minutos en la velocidad Espiga y la opción de vaso cerrado.

Nuestra masa ya está lista, así que la vamos a sacar habiéndonos puesto antes unos guantes de látex para poder manipular mejor la masa, y con ayuda de un rodillo vamos a estirar la masa hasta formar un rectángulo del grosor de medio centímetro aproximadamente.

Una vez bien estirada la masa la vamos a pincelar con un poco de aceite de oliva o de girasol para que queden más jugosas. Seguidamente colocaremos las lonchas de queso y de jamón de pavo y vamos a ir enrollando la masa como si fuéramos a hacer un brazo de gitano.
Cuando tengamos el rollito de masa formado, haremos unos cortes de 1 cm cada uno, como si estuviéramos cortando una barra de pan. Cada porción cortada la colocaremos en una bandeja protegida con papel de horno y al colocarlas las aplastaremos un poco con la palma de nuestra mano para que queden compactas.

Pincelamos la superficie con huevo batido y dejar dentro del horno (apagado) durante 1 hora para que dupliquen su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la bandeja y la tapamos con film o papel de aluminio mientras precalentamos el horno a 200º durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo metemos las espirales en el horno bajando la temperatura a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo del horno. Estarán hechos cuando adquieran un bonito tono dorado.
Si no los servimos recién hechos los podremos calentar unos minutos en el microondas para que se derrita el queso y sepan como recién hechos.
Están riquísimas y también las podríamos rellenar de mermelada casera, sustituyendo la cucharadita de sal de la masa por una pizca de sal.

Para hacer las espirales sin Thermomix tendremos que hacer la masa mezclando los ingredientes en el mismo orden y el resto del procedimiento es el mismo que he explicado anteriormente.