Lactonesa

Si te gusta la mayonesa pero no puedes comerla porque eres intolerante al huevo, huyes de ella por miedo a contagiarte de salmonelosis en los meses más cálidos de verano  o simplemente porque tienes colesterol y debes disminuir la ingesta de huevos, te interesará mucho esta receta: la Lactonesa.
Su propio nombre ya nos indíca que en lugar de huevos la tendremos que emulsionar con leche.

Al hacer este saludable cambio no sólo conseguimos que se reduzcan notablemente sus calorías  (una cucharada de mayonesa tiene 175 Kcal) sino vamos a conseguir una salsa cremosa, muy suave y que se mantiene durante días en nuestro frigorífico sin el temor a que se contamine.
Si la tuviéramos que comparar con las mayonesas lights que compramos en los supermercados, he de decir que es cierto que disminuyen las proporciones de huevo y aceite, pero añaden fécula de maíz para obtener una mejor consistencia, en conclusión, tomaremos más cantidad de estas emulsiones pensando que son “salsas ligeras” y lo único que estaremos consiguiendo es hacer que una ensalada deje de ser “ligera”.

Es por ello que recomiendo sustituir la mayonesa por la lactonesa, ya que es muy fácil de hacer y se hace en muy pocos minutos.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 300 gr de aceite de girasol
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • sal fina yodada al gusto

Preparación con la Thermomix:

Lo primero que vamos a hacer es poner una jarrita encima de la thermomix y pesar el aceite. Reservamos.

Ahora metemos en el vaso la leche, la cucharadita de ajojil y la sal y programamos 3 minutos a 37º  con velocidad 5. Durante estos 3 minutos vamos a ir vertiendo el aceite en la tapa con el cubilete puesto, para que el aceite caiga lentamente. Cuando finalize el tiempo agregar el zumo de limón y mezclarlo unos segundos en la velocidad 5.
Y así de fácil conseguiremos una salsa para enriquecer el sabor de ensaladas, huevos rellenos, sandwiches y todos los alimentos que antes untábamos con mayonesa.

Para elaborar esta salsa sin thermomix tendremos que poner la leche, el ajojil y la sal dentro de un recipiente estrecho y alto. Cogemos una batidora de mano y la colocamos justo en el fondo del recipiente y comenzamos  mezclar. Cuando comience a emulsionar vamos a ir subiendo poco a poco la batidora hasta que consigamos la textura de una mayonesa. No nos olvidemos de finalizar con el zumo de limón.

Tiramisú de fresas

Seguro que alguna vez has probado el tradicional postre italiano “Tiramisú”, pero probablemente no lo has probado de fresas, así que aprovechando las últimas fresas de la temporada anterior vamos a disfrutar una vez más de los mejores postres que nada tienen que envidiar a los que nos sirven en los restaurantes, al menos intentaremos siempre que sean un poquito más sanos cambiando algunos ingredientes como el queso Mascarpone, que aunque es muy bueno y cremoso, también contiene gran porcentaje de grasa, así que lo podemos sustituir por un queso fresco en crema que le da un sabor y una textura inconfundibles. Yo uso el queso fresco de Lidl que sabe a petit y está muy rico. Y tampoco lleva nata, así que ya no tendremos excusa para no probarlo.

Porque una buena comida debe finalizar con un buen postre.

-Ingredientes: 

  •  500 gr de fresas
  •  250 gr de azúcar
  •  250 gr de agua
  •  2 cucharadas de licor de cerezas
  •  2 huevos
  •  500 gr de queso fresco cremoso desnatado (tipo Philadelphia)
  •  24 bizcochos de soletilla

-Preparación con la Thermomix:

Lavamos bien las fresas y separamos  300 gr.Las cortamos en daditos y las reservamos en un bol.

En el vaso de la Thermomix  echamos los 200 gr de fresas restantes cortadas en trozos, 100 gr. de azúcar y el agua. Trituramos durante 10 segundos, a velocidad 5 y programamos 12 minutos, temperatura 100º y velocidad 1.

Añadimos el licor de cerezas y programamos 5 segundos, a velocidad 5.

Retiramos a un bol y dejamos que se enfríe.

Lavamos y secamos el vaso.

Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y los 150 gr. de azúcar restantes. Programamos 6 minutos, velocidad 3 y 1/2.

Retiramos la mariposa de las cuchillas y programamos 2 minutos, a velocidad 2, sin temperatura. Con la máquina en marcha vamos echando, a través del bocal, el queso fresco.  Deben integrarse muy bien los ingredientes, si vemos que todavía no lo está podemos añadir unos segundos más a la misma velocidad.

Cubrimos el fondo de los vasos con un par de bizcochos de soletilla, mojamos con la salsa o almíbar de fresas ya frío, cubrimos con la crema de queso fresco  y encima echamos unos dados de fresas que teníamos reservados. Así susesivamente hasta completar cada vasito o bol.

Los metemos en el frigorífico y dejamos que reposen un par de horas antes de servirlos.

Si queremos en lugar de hacer vasitos podríamos hacer una tarta siguiendo los mismos pasos, pero usando una fuente amplia.
De cualquier manera está delicioso!!

Papas rellenas de atún

Mi madre hacía estas papas cuando yo era pequeña, y me parecía una receta muy laboriosa y complicada, es por ello que nunca seguí la tradición de comer estas papas rellenas, pero como todas las recetas tradicionales se pueden adaptar a la estupenda Thermomix, pues aquí traigo una adaptación un poquito más sana y muchísimo más fáciles de elaborar.
Los hidratos de carbono son necesarios para nuestra alimentación y si encima son cocinados al vapor,  pues mucho mejor, por eso hemos usado el varoma para esta deliciosa receta.
Quedan muy ricas y suaves gracias a la nata, pero si queremos podemos cambiar la nata por unos quesitos de porciones, seguro que estarán igual de buenas.

Ingredientes:

  • 3 papas nuevas
  • 50 gr de queso mozzarella rallado
  • 50 gr cebolla
  • 50 gr de champiñones
  • 25 gr de aceite de oliva
  • 100 gr de  nata para cocinar o quesitos en porciones.
  • 50 gr de atún
  • sal  fina yodada al gusto
  • pimienta blanca molida al gusto

Preparación con thermomix:

Echamos 500 gr de agua en el vaso y colocamos encima el varoma con las papas cortadas a lo largo y  mirando hacia abajo. Programamos 25 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.  Comprobar que están tiernas las papas pinchándolas con un tenedor, si no es así, dejarlas unos minutos más.

Sacamos las papas y las dejamos enfriar.

Quitamos el agua, troceamos la cebolla durante 4 segundos, velocidad 4. Añadimos los champiñones, el aceite y  sofreimos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Vaciamos las papas dejando parte de ellas en los bordes para que no se rompan al rellenarlas.

Una vez terminado el sofrito, incorporamos el interior de las papas que hemos reservado, la nata, el atún escurrido y un poco del queso  rallado. Sazonamos y mezclamos 3 segundos velocidad 3.

Rellenamos las papas, espolvoreamos con el queso restante, y gratinamos en el horno durante unos minutos  hasta que el queso esté fundido.

Están buenísimas, y por supuesto que las podremos rellenar con carne, soja o cualquier otro tipo de pescado.

Pan de molde integral

Después de haber probado este pan de molde integral creo que ya no volveré a comprar este tipo de pan en el supermercado, porque no sólo es más fresco y bueno, sino que envuelto en film transparente dura más de una semana tan bueno como el primer día.

Al principio puede parecer compleja su elaboración por tener que preparar la masa madre o esponja, pero es un pan muy fácil de hacer y el resultado bien merece la pena.

No me cansaré de repetir una y otra vez que no hay nada como levantarse y acompañar al café con leche de pan casero y mermelada casera. ¿Alguien da más?

-Ingredientes:

– Para la masa madre:

  •  100 gr de agua
  •  20 gr de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca de panadería
  •  5 gr de azúcar
  •  130 gr de harina de fuerza

En el vaso, echamos el agua, la levadura, el azúcar y la harina. Programamos 30 segundos, a velocidad 4.

Dejamos reposar en el vaso hasta que doble su volumen (unos 45 minutos aproximadamente).

– Para la masa de pan:

  •  masa madre
  •  100 gr de harina de fuerza
  •  190 gr de harina integral de centeno
  •  30 gr de salvado de avena
  •  10 gr de sal
  •  150 gr de leche
  •  50 gr de aceite de oliva suave
  • huevo batido para pincelar la superficie
  •   semillas de sésamo para decorar

-Preparación:

Una vez esté doblado el volumen de la masa madre, añadimos la harina de fuerza, la harina integral, el salvado, la sal, la leche y el aceite de oliva.

Programamos 15 segundos, a velocidad 6 y a continuación programamos durante 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Forramos  un molde plum-cake con papel de horno e introducimos  la masa en el molde asegurándonos que se cubran bien las esquinas.

Dejamos que doble su volumen en el horno apagado o dentro del microondas y pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º .

Cuando ya  haya doblado su volumen, lo horneamos durante 30 minutos.

Dejamos enfríar sobre la rejilla y cuando esté frío lo conservaremos envuelto en el film.

Ya tenemos el pan para nuestros sándwiches integrales!!

Gazpacho de sandía

Después de probar el gazpacho de melón, me quedé con la curiosidad de probar el de sandía, así que aquí está la receta de esta fresquita sopa fría perfecta para los días más calurosos y con unos ingredientes muy ligeros, ya que no incluye pan como los tradicionales gazpachos.
Como su nombre bien indica  contiene  sandía, que es una de las frutas con menos calorías ya que un gran porcentaje de ella es agua.
Dicho esto vamos a conocer sus ingredientes, porque está riquísimo!!

-Ingredientes:

  •  500 gr de sandía
  •  500 gr de tomates de salsa
  •  60 gr de pepino
  •  80 gr de pimiento rojo
  •  1 cucharadita de aceite de ajojil
  •  1 cucharadita de sal fina yodada
  •  2 cucharadas de vinagre de manzana
  •  4 cucharadas de aceite de oliva virgen

-Preparación con Thermomix:

Ponemos en el vaso todos los ingredientes excepto el aceite y trituramos 1 minuto, a velocidad 5. A continuación programamos  1 minuto  con velocidad progresiva 5-7-10.

Añadimos el aceite y pulsamos el botón turbo durante 2 segundos, sujetando el cubilete para que no se nos llene la cocina de gazpacho!!

Para hacer este gazpacho sin thermomix lo podríamos hacer en un vaso batidor siguiendo el mismo procedimiento.

Panecillos fáciles de leche

Qué ricos están estos panecillos!! Si los damos a probar y dijéramos que lo hemos comprado en una panadería nos creerían!

Son muy sencillitos de hacer, sobre todo si tenemos la suerte de disponer de un robot de cocina tan completo como lo es la Thermomix.

Una de las cosas que más me gustan de esta receta es que no es necesario dejar levar dos veces, con dejarlos una hora para que suban, ya es suficiente.

La receta original lleva harina de fuerza 100%, pero yo la he adaptado a mi gusto y los he elaborado con la mitad de harina integral, así sacian más y conservan todas las propiedades beneficiosas de las que se nos privan cuando refinan las harinas.

Recordemos también que la harina de fuerza es la adecuada para hacer pan, por poseer mayor cantidad de gluten, que es la proteína de la harina y además  al contener más proteína posee menos hidratos de carbono, con lo cual añadimos menos calorías a nuestra dieta alimenticia.

Yo pongo la masa, tú el relleno que quieras!

Ingredientes:

  • 250 gr  de leche desnatada
  •  50 gr  de aceite de girasol o mantequilla
  •  40 gr  de azúcar o su equivalencia de endulzante natural(sirope de ágave, stevia…)
  •  30 gr  de levadura prensada fresca de panadería o 2 sobres de levadura en polvo de panadería
  •  250 gr de harina de fuerza
  • 250 gr de harina de trigo integral
  •  1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación con la Thermomix:

Vertemos en el vaso la leche, la mantequilla y el azúcar. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos la levadura y programamos 5 segundos, a velocidad 4. Si usamos la levadura seca en polvo la incorporamos junto con la harina, saltándonos este paso y al añadir la sal no lo haremos junto a la levadura, ya que alteraría su función.

Incorporamos la harina y la cucharadita de sal. Mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 6. A continuación, programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Le damos a la masa forma de panecillos redondos y  les  hacemos unos cortes en la parte superior  con ayuda de unas tijeras de cocina. Después vamos a pincelar la superficie con un poco de leche a temperatura ambiente.

Protegemos la bandeja del horno con papel vegetal y los metemos en el horno apagado para que estén libres de corrientes de aire y los dejaremos levar al menos una hora.

Precalentamos el horno a 180º.

Introducimos los panecillos en el horno y esperaremos unos 15 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia de nuestro horno. Sabremos que están hechos cuando tengan un tono dorado.

Ahora sólo tenemos que rellenarlos con nuestros ingredientes favoritos y a disfrutar de estos suaves panecillos recién sacados del horno.

Pavo al limón

La carne de pavo forma parte de las carnes blancas, esas que tanto recomiendan para que no se nos dispare el colesterol y para no consumir tantas grasas animales. A mí personalmente me gusta más que el pollo, ya que es más jugoso y así variamos un poco.

El pavo por sí solo está bueno, pero si encima lo acompañamos de una salsa de limón pasa a estar más que bueno. Me recuerda a la salsa de limón que preparan en los restaurantes chinos.

La receta es muy sencilla y el resultado es sorprendente, pensarán que hemos pedido comida china a domicilio!!
Ingredientes:

  • 600 gr de filetes de pavo
  •  aceite de oliva
  •  1 cucharada de harina
  •  1 limón
  •  2 cucharaditas de azúcar
  •  150 ml. de vino blanco
  •  sal y pimienta
  •  200 gr de  agua

 Preparación:

En una sartén ponemos  un poco de aceite y la calentamos. Mientras, salpimentamos los filetes y les pasamos por harina. Les sacudimos un poco para quitar el exceso de harina y freímos durante 2 minutos por cada lado. Reservamos los filetes y también el aceite que ha quedado en la sartén.

Lavamos el  limón y lo pelamos quitándole toda la parte blanca y las pepitas. Lo echamos en el vaso junto con 100 ml  de agua y   lo trituramos durante 30 segundos, a velocidad 5-7-10. Colamos y reservamos.

Sin lavar el vaso, añadimos el aceite que nos ha sobrado de freír el pavo y programamos 1 minuto, a temperatura 100º y velocidad 1,5. Echamos una cucharada de harina y programamos 1 minuto, temperatura 90º y velocidad 1.

Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos los filetes de pavo cortados en tiras, el zumo de limón, el azúcar, el vino blanco y el agua.  Programamos 7 minutos, temperatura 90º, giro a la izquierda y velocidad 1. Cuando termina, retiramos los filetes y si la salsa ha quedado muy ligera, la ponemos otros 2 minutos, a temperatura varoma y velocidad 1.

Servimos  los filetes en una fuente y los cubrimos con  la salsa de limón.

Cuando trituremos la salsa de limón deberíamos probarla para poder rectificarla de azúcar si fuera necesario, ya que  depende del tipo de limón que usemos.

Sopa fría de pepino y yogur

El pepino es una hortaliza compuesta mayoritariamente por agua y con muy pocas calorías. Resulta muy refrescante en los días de verano y también es muy útil para neutralizar la acidez de estómagos con reflujo y para depurar nuestro intestino.

El pepino nos ayuda por dentro y por fuera, porque… ¿quién no ha cubierto sus ojos con dos rodajas de pepino? Su acción calmante y despigmentante junto con su capacidad de suavizar la piel, lo ha convertido en ingrediente principal de muchas mascarillas y remedios de belleza.
Desde niña el sabor del pepino me recordaba al del melón y pensaba que eran rarezas mías, hasta que descubrí que el pepino y el melón pertenecían a la misma  familia,  así que aprovechando esa similitud lo fui incluyendo poco a poco en mi dieta alimenticia, aunque hasta hace poco no conocía esta receta tan sencilla y tan refrescante: la sopa fría de pepino y yogur.

Esta sopa la podemos adaptar a nuestro gusto añadiendo daditos de tomates, taquitos de mozzarella o cualquier otro ingrediente que nos apetezca… estará igual de apetecible.
Vamos a sorprendernos con su preparación:

Ingredientes:

  • 600 gr de pepino pelado
  •  4 yogures naturales desnatados
  •  sal y pimienta al gusto
  •  aceite de oliva virgen extra
  •  1 tomate cortado en daditos
  • mozzarella cortado en daditos
  •  cebollino o perejil seco para decorar

Preparación con  Thermomix:

Pelamos los pepinos y los cortamos en trozos.

Los introducimos  en el vaso de la Thermomix junto con los yogures, un poco de sal y un poco  de pimienta. Programamos 3 minutos, a velocidad progresiva 5-7-9.

Probamos de sal y si necesita un poco más se lo echamos y mezclamos 5 segundos, a velocidad 5.

Vertemos  en una jarra y reservamos en el frigorífico.

Antes de servirlo, lo revolvemos bien y lo vertemos en  cuencos o platos hondos y los decoramos con los dados de tomate, la mozzarella y unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Para finalizar espolvoreamos perejil o cebollino para mejorar aún más su presentación.
Que disfrutéis de esta refrescante sopa veraniega!!