Crema de lechuga

crema de lechuga

Cada vez que compraba lechuga para hacer una ensalada terminaba tirando la restante por que se me estropeaba en la nevera, así que me puse a buscarle otras utilidades culinarias al alimento en cuestión hasta que descubrí varias recetas que ahora tendrán más protagonismo en mi cocina que la de la simple ensalada de lechuga y tomate.

Algunas personas me dicen que la lechuga le producen gases en el estómago, pero he de decirles que las verduras crudas son más indigestas que las cocinadas y por ello pueden originar flatulencias, así que otra opción más digestiva es comerlas cocinadas, al menos la lechuga en este caso.

Su suave sabor es muy agradable a nuestro paladar y aunque nos recuerde a la reina de las ensaladas, seguro que les gustará hasta a aquellos que sacan la lechuga de las hamburguesas por temor a su crujiente degustación.

Os propongo algo… haced esta crema y no digáis de qué está hecha hasta que no la prueben los comensales… pocos acertarán la respuesta.

Es muy recomendable tomar lechuga en la cena, ya que nos induce al sueño y contiene muy pocas calorías.

Además de aportarnos vitaminas como la B9, que es idónea para mujeres embarazadas, también nos protege frente a enfermedades degenerativas como puede ser el cáncer, ya que sus antioxidantes y beta-carotenos están directamente relacionados con su llamativo color verde y son los encargados de fortalecer nuestro organismo.

También son conocidas sus propiedades antitusivas, diuréticas y digestivas e incluso ayudan a calmar los fuertes cólicos de la menstruación.

Seguro que por alguna de las propiedades que he nombrado te interesará pintar de verde tus platos.

Conozcamos por fin la fórmula de esta crema tan original y sorprendentemente agradable.

Ingredientes:

  • 120 grs de cebolla
  • 150 grs de puerro
  • 250 grs de lechuga
  • 100 grs de papas
  • 1 cucharadita de ajojil
  • 2 hojas de hierbabuena
  • 250 grs de agua
  • 250 grs de leche desnatada
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 30 grs de aceite de oliva virgen extra

Preparación con la Thermomix:

Introducimos en el vaso la cebolla, los puerros, el ajojil, las papas y el aceite de oliva virgen. Trituramos 5 segundos, velocidad 5.

Rehogamos durante 5 minutos con temperatura Varoma y en velocidad 1.

Añadimos el agua, la sal y las hojas de  hierbabuena. Cocinamos durante 15 minutos, con temperatura de  100º y velocidad 2, quitando el  cubilete y poniendo el cestillo para que no salpique.

Añadimos la lechuga en trozos y la leche. Trituramos 5 segundos, velocidad 5.

Cocemos durante 12 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Sin cubilete también y con el cestillo.

Dejamos que se enfríe un poco y trituramos durante 30 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Ya me diréis si os gusta el resultado. Buen provecho!!!

Preparación sin Thermomix:

Picamos la cebolla, los puerros y las papas y lo rehogamos  con el ajojil  y el aceite de oliva virgen durante 5 minutos aproximadamente a fuego medio en un caldero.

Añadimos el agua, la sal y las hojas de  hierbabuena. Cocinamos durante 15 minutos a fuego medio-algo y después añadimos la lechuga en trozos muy pequeños y la leche. 

Cocemos durante 12 minutos a fuego medio-alto y dejamos que se enfríe un poco. Finalmente trituramos en un baso batidor o con una batidora de mano.

Anuncios

3 comentarios el “Crema de lechuga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s