Galletas integrales de aceite de oliva y sésamo

galletas integrales de oliva y sésamo

Qué ricas, fáciles y sanas son estas galletas.  Se hacen en un momento, sin cortapastas, sin pistolas de galletas… con nuestras propias manos! como si hiciéramos albóndigas y luego las aplanáramos con las manos, así de sencillo.
La mayoría de las galletas se elaboran con mantequilla y ya sabemos que no es nada bueno este lácteo si lo que pretendemos en bajar de peso o simplemente mantenernos sanos y libres de enfermedades como el colesterol.
Por esta razón escogí de entre muchas recetas de galletas la que hoy os muestro, por sus sanos ingredientes y por su simplicidad a la hora de hacerlas.
La receta original sólo lleva sésamo para decorar, pero yo hice algunas con coco rallado, otras con almendras picadas… podéis hacerlas como más os guste, esta es otra de las ventajas de hacer nuestras propias galletas!

– Ingredientes:

  • 200 grs de harina integral de trigo
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 1 huevo
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla líquida
  • una pizca de sal
  • semillas de sésamo, coco rallado, almendras en cubitos o lo que más os guste

– Preparación:

Para hacer estas riquísimas galletas lo primero que tenemos que hacer es batir el azúcar, el aceite de oliva y la esencia de vainilla con la thermomix o con una batidora de mano. A continuación añadimos el huevo y seguimos batiendo.

Cuando esté la mezcla hecha vamos añadiendo poco a poco la harina integral, la levadura y la pizca de sal. Si usamos la thermomix la programaremos unos 2 minutos a velocidad 3 y si es manual, mezclaremos con ayuda de una cuchara grande hasta que ya no podamos seguir con la cuchara y tengamos que usar las manos para terminar de unificar la masa. En este caso recomiendo usar unos guantes de vinilo o látex para evitar que la masa se nos pegue en las manos.

Llegados a este punto vamos a formar pelotitas con las manos, como si hiciéramos unas albóndigas pequeñas, y prepararemos varios platitos con los ingredientes de decoración que más nos guste (en este caso yo he usado sésamo, coco rallado y almendras). Una vez formadas las bolitas, las vamos a presionar en los platitos de frutos secos que hemos preparado y redondearemos los bordes con el dedo meñique para que queden con una forma bonita.

Ya sólo nos queda ponerlas en la bandeja del horno (precalentado a 180 grados) con algo de separación y encima de papel de horno antiadherente.

Hornearemos durante 10-15 minutos aproximadamente (dependiendo de nuestro horno, el mío calienta mucho y en 10 minutos ya las tenía listas).

Dejamos enfriar en una rejilla y ya me contaréis si no están más ricas que las galletas integrales que venden en los supermercados.

Anuncios

Espirales de brioche

Lo que más me gusta de estos espirales de brioche es que los  puedes rellenar de lo que quieras, porque su masa dulce y suave combina bien con casi cualquier relleno.
En esta ocasión los he hecho de pavo y queso edam, para poder darnos un capricho con los ingredientes más sanos y naturales que de costumbre.

Aunque parezcan complicados son muy fáciles de hacer y son una alternativa a los sándwiches, ya que estas espirales vienen con todo incluído!
Sin más dilación vamos a conocer el secreto de este original tentempié.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar o su equivalencia de endulzante natural
  • 60 gr de aceite de girasol o de oliva virgen
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • jamón de pavo en lonchas
  • queso edam en lonchas
  • aceite de oliva para pincelar

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de oliva y programar  1 minuto a 37º y velocidad 2. A continuación añadiremos las yemas y mezclamos unos 5 segundos a velocidad 4.

Agregamos las harinas y la levadura de panadería y programamos 15 segundos en velocidad 6. Cuando terminen los 15 segundos, programamos 3 minutos en la velocidad Espiga y la opción de vaso cerrado.

Nuestra masa ya está lista, así que la vamos a sacar habiéndonos puesto antes unos guantes de látex para poder manipular mejor la masa, y con ayuda de un rodillo vamos a estirar la masa hasta formar un rectángulo del grosor de medio centímetro aproximadamente.

Una vez bien estirada la masa la vamos a pincelar con un poco de aceite de oliva o de girasol para que queden más jugosas. Seguidamente colocaremos las lonchas de queso y de jamón de pavo y vamos a ir enrollando la masa como si fuéramos a hacer un brazo de gitano.
Cuando tengamos el rollito de masa formado, haremos unos cortes de 1 cm cada uno, como si estuviéramos cortando una barra de pan. Cada porción cortada la colocaremos en una bandeja protegida con papel de horno y al colocarlas las aplastaremos un poco con la palma de nuestra mano para que queden compactas.

Pincelamos la superficie con huevo batido y dejar dentro del horno (apagado) durante 1 hora para que dupliquen su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la bandeja y la tapamos con film o papel de aluminio mientras precalentamos el horno a 200º durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo metemos las espirales en el horno bajando la temperatura a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo del horno. Estarán hechos cuando adquieran un bonito tono dorado.
Si no los servimos recién hechos los podremos calentar unos minutos en el microondas para que se derrita el queso y sepan como recién hechos.
Están riquísimas y también las podríamos rellenar de mermelada casera, sustituyendo la cucharadita de sal de la masa por una pizca de sal.

Para hacer las espirales sin Thermomix tendremos que hacer la masa mezclando los ingredientes en el mismo orden y el resto del procedimiento es el mismo que he explicado anteriormente.

Aceite de Ajojil

A esta aceite la he bautizado “aceite de ajojil”, porque con su nombre ya sabemos qué ingredientes contiene. Es ideal para aromatizar cualquier plato y es muy práctico, ya que se guarda en un envase de vidrio dentro del frigorífico y ya está lista para usar, sin tener que estar pelando ajos ni cortando perejil!!

Digamos que es similar al “mojo verde canario”, pero sin cilantro ni vinagre.

Para elaborarla necesitaremos:

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo pelados
  • 1 manojo de perejil
  • aceite de oliva virgen

Preparación con Thermomix:

Introducir en el vaso el ajo y el perejil y programar 10 segundos velocidad 5.  Guardarlo en un recipiente de cristal y cubrirlo con el aceite.

Creo que dura meses en el frigorífico, pero la verdad es que nunca lo he podido comprobar, porque lo uso a diario y me lo termino antes de averiguarlo!!

Para mezclarlo sin Thermomix, simplemente hay que triturarlo muy bien con el aceite incorporado en un vaso batidor o con una batidora de mano.