Albóndigas de pollo y pavo al vapor

Es increíble lo buenas que pueden estar unas albóndigas siendo de pavo y pollo y sin freírlas.

La verdad es que no tienen nada que envidiarle a las clásicas albóndigas de carne roja, son muy jugosas, sanas, se hacen de una manera muy fácil con la Thermomix y las podemos comer como acompañamiento de arroces, pastas e incluso de verduras.

Como salen muchas unidades con estos ingredientes, yo suelo hacer con la misma carne unas hamburguesas, que a la plancha os aseguro que también están muy buenas. También las podríamos congelar.

 

Ingredientes para la carne de albóndigas:

  • 600 grs de carne picada mezcla de pollo y pavo (la picamos en la thermomix)
  • 15 grs de leche desnatada
  • 1 huevo
  • 30 grs de cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 1 pizca de pimienta blanca molida

Ingredientes para la salsa de verduras:

  • 100 grs de cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • 180 grs de pimiento rojo
  • 90 grs de pimiento verde italiano
  • 60 grs de puerro
  • 30 grs de aceite extra de oliva
  • 180 grs de tomate natural triturado
  • 120 grs de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 100 grs de agua
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 1 cucharadita de pimentón dulce molido

Preparación con la Thermomix:
En primer lugar vamos a preparar las albóndigas, para ello introducimos en el vaso el aceite de ajojil y la cebolla (los 30 grs). Programamos 5 segundos en velocidad 5. Bajamos los restos hacia las cuchillas y añadimos la sal, la pimienta, el huevo y la leche mezclándolo 4 segundos en velocidad 4.

Metemos este aliño en un bol grande y nos ponemos unos guantes de látex para mezclarlo bien junto con la carne picada y hacer a continuación las formas de las albóndigas. Una vez formadas, las dispondremos en el recipiente varoma. Tapamos y reservamos.

Ahora vamos a preparar la salsa que acompañará a estas estupendas y sanas albóndigas:

Cortamos en trozos la cebolla y la metemos en el vaso, junto con el ajojil, los pimientos y el puerro, también cortados en trozos regulares. Programamos 4 segundos en velocidad 4.

Añadimos el aceite y sofreímos 10 minutos en temperatura Varoma y velocidad cuchara.
Agregamos ahora el tomate y la hoja de laurel, programando 5 minutos con temperatura Varoma y velocidad cuchara.
Quitamos la hoja de laurel y añadimos el vino blanco, el agua, la sal y el pimentón. Colocamos el recipiente Varoma en su posición y programamos 25 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2.
Cuando finalice el tiempo, sólo nos queda pasar las albóndigas a un wok o caldero. Trituramos la salsa 30 segundos en velocidad 8 y luego cubrimos las albóndigas con ella.

Para que los sabores se integren vamos a darle un hervor a las albóndigas en el wok y ya estarán listas para degustar.

 

Fuente: La juani de Ana Sevilla (adaptación)

Albóndigas de pescado

El bacalao y la merluza son probablemente los pescados que más consumimos, pertenecen al grupo de pescado blanco, un grupo muy recomendado para nuestra salud, ya que contienen muy poca grasa (el 2% total de su peso).

Digestivo y con pocas calorías, el pescado blanco es ideal para los más pequeños de la casa, el problema es que a veces tenemos que camuflarlo muy bien para poder conseguir que nuestros pequeños comensales lo consuman.

Una estupenda manera de preparar el pescado tanto para mayores o pequeños son estas albóndigas de pescado, en este caso en concreto, de bacalao y merluza.
Éstos dos sabores se complementan  muy bien, y con la salsita verde que acompaña a nuestras albóndigas, pocos se podrán resistir a comer estas bolitas ligeras y sabrosas.

Ya sin más espera vamos a descubrir cuáles son los ingredientes que necesitaremos:

Ingredientes para las albóndigas:

  • la piel de medio limón
  • 150 grs de merluza sin piel ni espinas
  • 150 grs de bacalao desalado
  • 1 cucharadita de ajojil
  • 1 rebanada de pan de molde integral
  • 1 huevo mediano
  • 120 grs de vino blanco
  • 250 grs de agua
  • un chorrito de leche
  • 1 cucharadita rasa de sal fina yodada
  • una pizca de pimienta blanca molida
  • pan rallado integral

Ingredientes para la salsa:

  • 1 cucharadita de ajojil
  • 50 grs de aceite de oliva
  • 50 grs de vino blanco
  • el caldo de hacer el pescado

Preparación con la Thermomix:

Comenzamos preparando las albóndigas y  para ello vamos a introducir en el vaso el vino, el agua y la piel del limón. Programar 5 minutos, 100º y velocidad 1.

Meter el pescado en trozos dentro del cestillo y cuando hayan pasado los 5 minutos introducirlo dentro del vaso y programar 6 minutos, 100º, velocidad 3.

Metemos ahora la rebanada de pan en un plato hondo y la mojamos con un poco de leche a temperatura ambiente.

Cuando finalice, sacar el cestillo con cuidado de no quemarse, quitamos la cáscara de limón del caldo y lo reservamos.

Sin lavar el vaso añadimos el ajojil, el huevo, el pescado muy bien escurrido con ayuda de servilletas de cocina y el pan también muy escurrido, salpimentar y mezclar 15 segundos a velocidad 3.

Nos ponemos unos guantes de látex o nos engrasamos las manos con aceite y vamos formando las bolitas, las rebosamos con el pan rallado y las colocamos en el varoma sin apretarlas mucho para que no se deformen. Reservar.

Para preparar la salsita verde vamos a hacer lo siguiente:

Agregamos al aceite el ajojil y sofreímos durante 3 minutos, temperatura 100º y velocidad cuchara. Seguidamente  añadimos el vino y programamos 1 minuto, temperatura Varoma, velocidad 1 y le quitamos el cubilete para que se evapore bien el alcohol.

Cuando finalice el tiempo añadimos el caldo que teníamos reservado, colocamos el varoma en su posición y programamos 12 minutos, temperatura Varoma, velocidad 3.

Ahora retiramos el varoma y mezclamos la salsa 5 segundos en  velocidad 3. Colocamos las albóndigas en un caldero, las regamos con la salsa y le damos un hervor de 5 minutos.

Aunque parezca complicada su preparación, no lo es tanto y el resultado final es increíble: unas albóndigas tan sanas y tan buenas no se encuentran fácilmente, así que no dudes en prepararlas!

Si la mezcla no nos ayuda a formar bien las albóndigas añadimos un poco de pan rallado, pero es preferible que escurramos bien el pan y el pescado para que ésto no suceda.

 

Fuente: Recetas  Thermomix.

Albóndigas de Soja

Durante casi diez  años mi alimentación se basaba en soja, huevos, lácteos, legumbres, cereales, verduras y frutas, es decir, mi dieta era ovolactovegetariana.  Después de mi embarazo decidí volver a comer de todo, aunque carnes rojas no suelo comer casi nunca, porque conservo una de mis buenas costumbres: consumir carne de Soja.

A muchas personas les he dado a probar  estas albóndigas y pocas han sabido  diferenciar las tradicionales albóndigas de carne con éstas de soja, excepto por una de sus cualidades:  su suavidad inconfundible.

De las múltiples cualidades que posee la Soja ya hemos hablado en este blog, así que ahora nos centraremos en la preparación de este delicioso acompañamiento de arroces y pastas y hasta de una menestra de verduras.
Sobra decir que en lugar de albóndigas podríamos preparar unas hamburguesas y hasta una rica salsa boloñesa con todo el sabor y nada de grasas.
Aunque no seamos vegetarianos, ¿por qué privarnos de sus sanas recetas?
La dieta ideal es la que no tiene alimentos prohibidos, porque en la cocina también podríamos decir que ” en la variedad está el gusto”.

Ingredientes:

  • 70 gr de soja texturizada
  • 250 gr de agua
  • 2 huevos
  • 180 gr de champiñones laminados
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cucharadita de ajojil
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 50 gr de aceite de oliva suave
  • 1/2 cubilete de sésamo
  • 1/2 cubilete de pipas de girasol
  • pan rallado

Preparación con la Thermomix:

Trocear la zanahoria una vez pelada y meterla en el vaso durante 5 segundos en velocidad 5. Agregar los champiñones , la soja, el sésamo, el ajojil, la sal y el aceite y programar 2 minutos en velocidad 2 y 1/2. Cuando finalice programamos 1 minuto a 60 grados y velocidad 2 y 1/2.

Ahora añadiremos 250 gr de agua y programamos 5 minutos a 100 grados y en velocidad 2.

Sacamos la mezcla del vaso y la dejaremos reposar en un bol amplio hasta que esté templada.

Batimos los huevos y los agregamos a la mezcla  de soja.  Hemos conseguido una mezcla un tanto pastosa para que podamos formar las albóndigas, es por ello que tendremos que añadir pan rallado o  harina de garbanzos para conseguir la consistencia con la que podamos formar las bolitas entre las manos. Es recomendable ponerse unos guantes de vinilo o látex para formar las albóndigas, así no se nos pegará la masa.

Una vez formadas, las pasaremos por pan rallado y las freiremos en abundante aceite caliente.
Cuando estén doradas las colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y cuando estén templadas las introduciremos de una en una en un bol con salsa de tomate casera.

Y a ver quién adivina que no hemos ido a la carnicería!!

Para elaborarlas sin thermomix debemos hidratar la soja con abundante agua caliente especiada y tras escurrirla bien la uniremos con los demás ingredientes. El procedimiento es el mismo.