Galletas integrales de aceite de oliva y sésamo

galletas integrales de oliva y sésamo

Qué ricas, fáciles y sanas son estas galletas.  Se hacen en un momento, sin cortapastas, sin pistolas de galletas… con nuestras propias manos! como si hiciéramos albóndigas y luego las aplanáramos con las manos, así de sencillo.
La mayoría de las galletas se elaboran con mantequilla y ya sabemos que no es nada bueno este lácteo si lo que pretendemos en bajar de peso o simplemente mantenernos sanos y libres de enfermedades como el colesterol.
Por esta razón escogí de entre muchas recetas de galletas la que hoy os muestro, por sus sanos ingredientes y por su simplicidad a la hora de hacerlas.
La receta original sólo lleva sésamo para decorar, pero yo hice algunas con coco rallado, otras con almendras picadas… podéis hacerlas como más os guste, esta es otra de las ventajas de hacer nuestras propias galletas!

– Ingredientes:

  • 200 grs de harina integral de trigo
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 1 huevo
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla líquida
  • una pizca de sal
  • semillas de sésamo, coco rallado, almendras en cubitos o lo que más os guste

– Preparación:

Para hacer estas riquísimas galletas lo primero que tenemos que hacer es batir el azúcar, el aceite de oliva y la esencia de vainilla con la thermomix o con una batidora de mano. A continuación añadimos el huevo y seguimos batiendo.

Cuando esté la mezcla hecha vamos añadiendo poco a poco la harina integral, la levadura y la pizca de sal. Si usamos la thermomix la programaremos unos 2 minutos a velocidad 3 y si es manual, mezclaremos con ayuda de una cuchara grande hasta que ya no podamos seguir con la cuchara y tengamos que usar las manos para terminar de unificar la masa. En este caso recomiendo usar unos guantes de vinilo o látex para evitar que la masa se nos pegue en las manos.

Llegados a este punto vamos a formar pelotitas con las manos, como si hiciéramos unas albóndigas pequeñas, y prepararemos varios platitos con los ingredientes de decoración que más nos guste (en este caso yo he usado sésamo, coco rallado y almendras). Una vez formadas las bolitas, las vamos a presionar en los platitos de frutos secos que hemos preparado y redondearemos los bordes con el dedo meñique para que queden con una forma bonita.

Ya sólo nos queda ponerlas en la bandeja del horno (precalentado a 180 grados) con algo de separación y encima de papel de horno antiadherente.

Hornearemos durante 10-15 minutos aproximadamente (dependiendo de nuestro horno, el mío calienta mucho y en 10 minutos ya las tenía listas).

Dejamos enfriar en una rejilla y ya me contaréis si no están más ricas que las galletas integrales que venden en los supermercados.

Anuncios

Coca integral de calabaza

Hoy nos vamos a Valencia para degustar uno de sus bizcochos típicos en Semana Santa y Pascua: la coca de calabaza.
La receta original es con harina refinada, pero haciendo alarde al nombre de nuestro blog, y porque sabéis que me encanta comer sano, la he elaborado con harina integral.

El resultado es un coca suave, esponjosa y muy saciante. Basta con una pequeña porción para quedarnos satisfechas…y esto es realmente ventajoso!

Si no hay manera de que tu hijo se tome el puré de calabaza ya tienes la solución! te aseguro que nunca adivinará cuál es el principal ingrediente de esta coca… y si no haz la prueba.

Ingredientes:

  • 600 grs de calabaza pelada
  • 350 grs de azúcar
  • 4 huevos
  • 260 grs de aceite de girasol
  • 400 grs de harina integral de trigo
  • 2 sobre de gasificantes (2 sobres blancos y 2 sobre azules o morados)
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • canela molida para espolvorear

Preparación con la Thermomix:

Trocear la calabaza en daditos y meterla en un bol apto para microondas. Lo tapamos (puede servir las tapas que vienen especiales para microondas) y programamos 15 minutos, a 900 w.Si con este tiempo no está cocida, bien porque estén los trozos muy grandes o porque la potencia de nuestro microondas sea inferior, lo dejamos cocinar unos minutos más.  Escurrimos bien y dejamos que enfríe.

Precalentamos el horno a 180º. Forramos con papel vegetal un molde rectangular grande (de 35 x 24 cm aproximadamente).

En el vaso introducimos la  calabaza asada, el azúcar, los huevos y el aceite de girasol. Programamos 1 minuto, a velocidad 6.

Agregamos la harina, los sobres de gasificantes y la levadura. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 6. Removemos la mezcla con una espátula para terminar de mezclar bien.

Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado o protegido con el papel de horno y espolvoreamos bien con  canela molida por encima.

Horneamos durante 40-45 minutos, a 180º.

Sacamos, esperamos a que temple, demoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la coca sin Thermomix cocinar igualmente en el microondas la calabaza y luego la trituramos bien junto con el azúcar, los huevos y el aceite de girasol. Añadimos la harina, los gasificantes y la levadura y mezclamos bien con una varilla manual hasta que la mezcla esté integrada. Verter en el molde engrasado  y espolvorear con la canela. Finalmente horneamos 40-45 minutos a 180 grados.

 

Fuente: Mis Thermorecetas

Pan integral de yogur

El yogur es un alimento probiótico que  posee gran número de microorganismos vivos, esto lo convierte en un lácteo muy beneficioso para regular la flora intestinal.

Como buen lácteo nos ayuda a mantener fuertes nuestros huesos, ya que el yogur nos aporta el 70% del calcio diario necesario y parece ser que también contribuye a alejar  varios tipos de cáncer, como el de colon y el de mama.

Su alto contenido en calcio, proteínas de alta calidad, vitaminas e hidratos de carbono, fortalecen las defensas de nuestro organismo y también son mejor tolerados por las  personas  intolerantes a la lactosa, ya que la leche de los yogures está fermentada.

¿Y por qué estoy hablando de las propiedades del yogur si ésta es una receta de pan? Pues porque a las propiedades beneficiosas del pan le tenemos que añadir las del yogur, ya que este tierno pan integral está elaborado con yogur natural, el cual le dará un sabor muy suave y esa será la principal razón por la que quieras repetir esta receta.

Así que busquemos en nuestro frigorífico uno de esos yogures naturales de toda la vida y pongámonos con las manos en la masa…

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • 240 gr de leche desnatada
  • 1 cucharadita de miel o azúcar invertido
  • 250 grs de harina integral de trigo
  • 250 grs de harina de fuerza
  • 15  grs de levadura fresca o una cucharada rasa de levadura seca de panadería.
  • 1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación con la Thermomix:

Introducir en el vaso la leche desnatada y programar 1 minuto, temperatura 37ºy velocidad 1. Cuando el tiempo termine añadir el yogur, el azúcar invertido o la miel y mezclar durante 4 segundos en velocidad 4.

Añadimos ahora los dos tipos de harina, la levadura de panadería (si es fresca desmenuzarla en el paso anterior), y la sal y amasar durante 3 minutos en velocidad espiga.

Cuando pasen los 3 minutos vamos a sacar la masa del vaso y la vamos a introducir en un bol y luego lo tapamos con un paño de cocina o con film transparente y esperamos a que doble su volumen (unos 45-60 minutos aproximadamente).

Cuando haya levado sacar la masa del bol, amasarla bien e introducir en un molde tipo plum-cake previamente engrasado o forrado con papel vegetal de horno. Tapar y dejar otra vez levar unos 45 minutos.

Precalentar el horno a 180º y hornear durante 40 minutos (dependiendo de la potencia de nuestro horno).

Desmoldar y dejar enfríar.

Y ya tenemos un pan muy fácil de preparar y riquísimo para completar el mejor de los desayunos. Probadlo!

Para elaborar este pan sin la Thermomix tenemos que hacer la mezcla en un bol y cuando ésta se vaya separando de las paredes del bol, enharinamos la encimera y lo amasamos muy bien hasta que sea una masa compacta. Lo dejaremos levar en un bol, volveremos a amasar, lo introduciremos en el molde y lo volveremos a dejar levar. El resto es exactamente igual como he explicado en la receta.

Fuente: La Juani de Ana Sevilla.

Buenos días de donuts

¿Se puede convertir un panecillo de grasas saturadas catalogado como bollería industrial en un sano desayuno? Pues la respuesta es sí, y lo vas a comprobar a continuación, porque hoy vamos a aprender a hacer unos bollitos tan suaves y deliciosos, que querrás repetir la receta todas las semanas.

Son fáciles de hacer y lo mejor de ellos es que congelan muy bien, algo muy importante para hacer cantidad y congelar el resto para seguir tomándolos durante la semana como recién hechos. Sólo hay que sacarlos del congelador, meterlos en el frigorífico y después unos segundos al microondas o a la plancha. Os aseguro que quedan riquísimos.

Rellenos de dulce o salado, estos panecillos que nos recuerdan a los donuts por su hueco central, nada tienen que ver con ellos  porque no son fritos ni llevan tanta cantidad de azúcar, así que merece la pena hacer el cambio, al menos nuestro colesterol lo agradecerá.

Vamos entonces a preparar los ingredientes que harán nuestro despertar más placentero!

Ingredientes:

  • 75 gr de leche semidesnatada
  • 140 gr de aceite de mantequilla ligera (se puede sustituir por aceite de oliva)
  • 2 cucharadas de levadura seca de panadería o 40 gr de levadura fresca
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 60 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • huevo batido para pincelar

Preparación con Thermomix:

Metemos  en el vaso la leche con la mantequilla o aceite de oliva y  programamos 4 minutos, 37 º y velocidad 2 para que se templen un poco. Seguidamente añadimos la levadura si la que usamos es la fresca, si vamos a usar la que es en forma de granulado (levadura seca de panadería) la uniremos a la harina en el siguiente paso.

Es ahora el momento de agregar la harina, el azúcar, los huevos, la sal y la esencia de vainilla. Programamos 5 minutos sin temperatura y con velocidad espiga.

Guardamos la mezcla obtenida en un bol espolvoreado con harina y la dejamos levar en un ambiente cálido envuelto en papel film transparente. Tiene que multiplicar su volumen, así que el bol deberá ser lo suficientemente amplio.

A los 45 minutos aproximadamente vamos a espolvorear nuestra encimera con harina y vamos a amasar un poco con las manos nuestra masa para desgasificarla y proceder a darle su característica forma de “buenos días”.

Para esto tendremos que estirar la masa con ayuda de un rodillo y después con ayuda de dos cortapastas (un aro del tamaño de un donuts y otro más pequeño para hacer el hueco central) conseguiremos darle forma a nuestros panecillos.

Una vez cortados los colocaremos sobre una bandeja de horno con papel vegetal y los tapamos con un paño de algodón para que vuelvan a levar, unos 45 minutos más.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º y mientras vamos a hacerles unos cortes con un cuchillo afilado, como se pueden apreciar en la fotografía.

Pincelar la superficie de los panecillos con huevo batido y dejarlos dorar unos 10-15 minutos, dependiendo de la potencia de nuestro horno.

Ahora sólo falta decidirnos por el relleno… ¿dulce o salado? de las dos maneras están riquísimos. Atrévete a probarlos!

Para elaborar esta receta sin Thermomix, debemos incluir los ingredientes en un bol amplio siguiendo el mismo orden y amasarlo muy bien con las manos o con ayuda de algún otro robot que amase pan.  La leche que usemos y la mantequilla deberán estar a temperatura ambiente. El resto de la preparación se hace como he explicado en la receta, ya que para dar la forma a nuestros bollitos no es necesario usar la Thermomix, sino más bien un poco de paciencia y disponer de los utensilios apropiados.  Si no disponemos de ellos podríamos ayudarnos con un vaso grande o bol para hacer la circunferencia mayor y del tapón de una botella de refresco para hacer el huequito central.

Fuente: La Juani de Ana Sevilla.

Bizcocho de plátano de Canarias

El plátano es una fruta que tiene muy mala fama en las personas que quieren disminuir su peso corporal, pero en realidad estas personas deberían huír de la bollería industrial, de las grasas, de las frituras y de otros alimentos que seguro toman habitualmente. No podemos olvidar que el plátano es una fruta y como tal, nos proporciona vitaminas, minerales, oligoelementos y nutrientes que regulan nuestro sistema inmunitario.  Son también una gran fuente de fibra que ayudan a mantener el intestino en buen funcionamiento y lo mejor de todo, ya están listas para comer, no es necesario cocinarlas ni prepararlas, por eso son el tentempié perfecto de deportistas y de aquellos que se preocupan por su nutrición.

Es cierto que el plátano contiene 100 Kcal por cada 100 gr (lo que pesa un plátano habitualmente), pero también es cierto que sacia muchísimo y es raro que nos apetezca tomar dos piezas de esta fruta, cosa que nos podría ocurrir con cualquier otra fruta. En estos casos el secreto está en saber racionar los alimentos para así tener una dieta variada y equilibrada.

Al ser un alimento rico en potasio nos ayuda a combatir los calambres en las piernas cuando practicamos natación o estamos embarazadas. Favorece la eliminación de líquidos y ayudan a combatir la hipertensión, la gota y mejora a aquellos que padecen enfermedades reumáticas.
También he de decir que es una fruta altamente digestiva, aunque muchos piensen que es el plátano una fruta pesada e indigesta.  Tras varias investigaciones en La India, donde es habitual comer pan de plátano, han llegado a la conclusión que el plátano previene úlceras gástricas y protege la mucosa intestinal.

Y además si es de Canarias, es bueno…

Hoy vamos a probarlo en un bizcocho muy suave y esponjoso, que a mí  personalmente me ha gustado mucho. Es más, yo diría que es el bizcocho de plátano más bueno que he probado, ya que no queda para nada apelmazado.

Ingredientes:

  • 250 gr de plátanos maduros
  • 175 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 70gr de aceite de girasol
  • 200 gr de harina (yo usé harina integral de trigo)
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal

Preparación con la Thermomix:

Precalentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Triturar los plátanos con el azúcar y la pizca de sal durante 15 segundos a velocidad 5.

Colocar la mariposa en las cuchillas e incluír los huevos. Batir durante 4 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 y 1/2.

Añadir el aceite y mezclarlo durante 5 segundos a velocidad 1 y 1/2

Añadir la harina y la levadura y mezclar a velocidad 3 y 1/2 durante 10 segundos. Remover con una lengua en movimientos envolventes.

Ponemos la mezcla en un molde de silicona o en cualquier molde engrasado.

Hornear durante 30 min aproximadamente(dependerá del horno que tengamos). Pinchar con una brocheta para saber si ya está hecho.

Ahora sólo nos queda hacer un buen café y disfrutar de este rico bizcocho.

Para hacer este bizcocho sin thermomix habrá que triturar los plátanos y el azúcar con una batidora de mano. En un bol meter los huevos y batir durante 4 minutos con unas varillas, para que se monten (este paso es importante para que el bizcocho quede esponjoso).

Incluír en el bol la mezcla de plátanos y el aceite. Mezclar. Añadir la harina y la levadura y mezclar bien. Meter la mezcla en un molde y hornear 30 minutos a 180 grados(el horno ha de estar precalentado).

Pan de molde integral

Después de haber probado este pan de molde integral creo que ya no volveré a comprar este tipo de pan en el supermercado, porque no sólo es más fresco y bueno, sino que envuelto en film transparente dura más de una semana tan bueno como el primer día.

Al principio puede parecer compleja su elaboración por tener que preparar la masa madre o esponja, pero es un pan muy fácil de hacer y el resultado bien merece la pena.

No me cansaré de repetir una y otra vez que no hay nada como levantarse y acompañar al café con leche de pan casero y mermelada casera. ¿Alguien da más?

-Ingredientes:

– Para la masa madre:

  •  100 gr de agua
  •  20 gr de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca de panadería
  •  5 gr de azúcar
  •  130 gr de harina de fuerza

En el vaso, echamos el agua, la levadura, el azúcar y la harina. Programamos 30 segundos, a velocidad 4.

Dejamos reposar en el vaso hasta que doble su volumen (unos 45 minutos aproximadamente).

– Para la masa de pan:

  •  masa madre
  •  100 gr de harina de fuerza
  •  190 gr de harina integral de centeno
  •  30 gr de salvado de avena
  •  10 gr de sal
  •  150 gr de leche
  •  50 gr de aceite de oliva suave
  • huevo batido para pincelar la superficie
  •   semillas de sésamo para decorar

-Preparación:

Una vez esté doblado el volumen de la masa madre, añadimos la harina de fuerza, la harina integral, el salvado, la sal, la leche y el aceite de oliva.

Programamos 15 segundos, a velocidad 6 y a continuación programamos durante 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Forramos  un molde plum-cake con papel de horno e introducimos  la masa en el molde asegurándonos que se cubran bien las esquinas.

Dejamos que doble su volumen en el horno apagado o dentro del microondas y pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º .

Cuando ya  haya doblado su volumen, lo horneamos durante 30 minutos.

Dejamos enfríar sobre la rejilla y cuando esté frío lo conservaremos envuelto en el film.

Ya tenemos el pan para nuestros sándwiches integrales!!

Panecillos fáciles de leche

Qué ricos están estos panecillos!! Si los damos a probar y dijéramos que lo hemos comprado en una panadería nos creerían!

Son muy sencillitos de hacer, sobre todo si tenemos la suerte de disponer de un robot de cocina tan completo como lo es la Thermomix.

Una de las cosas que más me gustan de esta receta es que no es necesario dejar levar dos veces, con dejarlos una hora para que suban, ya es suficiente.

La receta original lleva harina de fuerza 100%, pero yo la he adaptado a mi gusto y los he elaborado con la mitad de harina integral, así sacian más y conservan todas las propiedades beneficiosas de las que se nos privan cuando refinan las harinas.

Recordemos también que la harina de fuerza es la adecuada para hacer pan, por poseer mayor cantidad de gluten, que es la proteína de la harina y además  al contener más proteína posee menos hidratos de carbono, con lo cual añadimos menos calorías a nuestra dieta alimenticia.

Yo pongo la masa, tú el relleno que quieras!

Ingredientes:

  • 250 gr  de leche desnatada
  •  50 gr  de aceite de girasol o mantequilla
  •  40 gr  de azúcar o su equivalencia de endulzante natural(sirope de ágave, stevia…)
  •  30 gr  de levadura prensada fresca de panadería o 2 sobres de levadura en polvo de panadería
  •  250 gr de harina de fuerza
  • 250 gr de harina de trigo integral
  •  1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación con la Thermomix:

Vertemos en el vaso la leche, la mantequilla y el azúcar. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos la levadura y programamos 5 segundos, a velocidad 4. Si usamos la levadura seca en polvo la incorporamos junto con la harina, saltándonos este paso y al añadir la sal no lo haremos junto a la levadura, ya que alteraría su función.

Incorporamos la harina y la cucharadita de sal. Mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 6. A continuación, programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Le damos a la masa forma de panecillos redondos y  les  hacemos unos cortes en la parte superior  con ayuda de unas tijeras de cocina. Después vamos a pincelar la superficie con un poco de leche a temperatura ambiente.

Protegemos la bandeja del horno con papel vegetal y los metemos en el horno apagado para que estén libres de corrientes de aire y los dejaremos levar al menos una hora.

Precalentamos el horno a 180º.

Introducimos los panecillos en el horno y esperaremos unos 15 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia de nuestro horno. Sabremos que están hechos cuando tengan un tono dorado.

Ahora sólo tenemos que rellenarlos con nuestros ingredientes favoritos y a disfrutar de estos suaves panecillos recién sacados del horno.

Espirales de brioche

Lo que más me gusta de estos espirales de brioche es que los  puedes rellenar de lo que quieras, porque su masa dulce y suave combina bien con casi cualquier relleno.
En esta ocasión los he hecho de pavo y queso edam, para poder darnos un capricho con los ingredientes más sanos y naturales que de costumbre.

Aunque parezcan complicados son muy fáciles de hacer y son una alternativa a los sándwiches, ya que estas espirales vienen con todo incluído!
Sin más dilación vamos a conocer el secreto de este original tentempié.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar o su equivalencia de endulzante natural
  • 60 gr de aceite de girasol o de oliva virgen
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • jamón de pavo en lonchas
  • queso edam en lonchas
  • aceite de oliva para pincelar

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de oliva y programar  1 minuto a 37º y velocidad 2. A continuación añadiremos las yemas y mezclamos unos 5 segundos a velocidad 4.

Agregamos las harinas y la levadura de panadería y programamos 15 segundos en velocidad 6. Cuando terminen los 15 segundos, programamos 3 minutos en la velocidad Espiga y la opción de vaso cerrado.

Nuestra masa ya está lista, así que la vamos a sacar habiéndonos puesto antes unos guantes de látex para poder manipular mejor la masa, y con ayuda de un rodillo vamos a estirar la masa hasta formar un rectángulo del grosor de medio centímetro aproximadamente.

Una vez bien estirada la masa la vamos a pincelar con un poco de aceite de oliva o de girasol para que queden más jugosas. Seguidamente colocaremos las lonchas de queso y de jamón de pavo y vamos a ir enrollando la masa como si fuéramos a hacer un brazo de gitano.
Cuando tengamos el rollito de masa formado, haremos unos cortes de 1 cm cada uno, como si estuviéramos cortando una barra de pan. Cada porción cortada la colocaremos en una bandeja protegida con papel de horno y al colocarlas las aplastaremos un poco con la palma de nuestra mano para que queden compactas.

Pincelamos la superficie con huevo batido y dejar dentro del horno (apagado) durante 1 hora para que dupliquen su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la bandeja y la tapamos con film o papel de aluminio mientras precalentamos el horno a 200º durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo metemos las espirales en el horno bajando la temperatura a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo del horno. Estarán hechos cuando adquieran un bonito tono dorado.
Si no los servimos recién hechos los podremos calentar unos minutos en el microondas para que se derrita el queso y sepan como recién hechos.
Están riquísimas y también las podríamos rellenar de mermelada casera, sustituyendo la cucharadita de sal de la masa por una pizca de sal.

Para hacer las espirales sin Thermomix tendremos que hacer la masa mezclando los ingredientes en el mismo orden y el resto del procedimiento es el mismo que he explicado anteriormente.

Brioche integral

El brioche se traduce del francés al español como “pan de yema” y aunque parezca un pan poco común, en navidad siempre lo comemos  relleno de frutas escarchadas y pasas originario de Italia, ya que el panettone es un tipo de brioche.

Con esta introducción ya nos podemos hacer una idea de la suavidad y esponjosidad que nos regala este dulce pan.

Adquiere un tono dorado en su corteza gracias al huevo batido, dejando su miga de un color amarillo pálido, que con la harina integral se potencia mucho más.
Nunca había comido un brioche integral, pero como me gusta hacer las recetas con los ingredientes más naturales, me animé a investigar y la verdad es que mereció la pena!

Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar moreno o endulzante natural
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura de panadería en polvo o 20 gr de levadura prensada fresca
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de harina integral de trigo
  • 1 pizca de sal

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de girasol. Programar 1 minuto, 30 segundos con temperatura 37º  y en velocidad 2 y 1/2. Añadir las yemas y la levadura y mezclar 10 segundos en velocidad 4. Ahora agregamos las harinas y la sal, programando 15 segundos en velocidad 6 y a continuación amasaremos nuestro brioche durante 2 minutos en la opción vaso cerrado y velocidad espiga.

Dejar levar durante 30 minutos en el mismo vaso. Al finalizar este tiempo amasamos a mano un poco y ahora vamos a darle forma redonda a la masa y ponerla en una bandeja de horno protegida con papel vegetal o ponerlo directamente en un recipiente engrasado apto para horno.

Pincelar la superficie con huevo batido y hornear durante 20-25 minutos a 180º.

Y ya tendremos un delicioso brioche pero con muchos más nutrientes gracias a las estupendas propiedades de la  harina integral.

Para hacer este brioche sin thermomix debemos mezclar los ingredientes en el mismo orden que he explicado anteriormente y cuando añadimos la harina lo amasaremos bien a mano, respetando los tiempos de levado.

Tortitas

Seguro que todos hemos visto alguna vez en las películas norteamericanas (aunque su verdadera procedencia sea  Rusia) esas famosas tortitas que desayunan como si fueran pan y que tienen pinta de estar riquísimas. Pues hemos comprobado desde hace ya un tiempo que sí que lo están, pero la versión que traigo hoy es un poco más sana que la receta original.

También he de decir que para que  sean más o menos sanas, va a depender mucho del relleno o acompañamiento que elijamos, ya que en Estados Unidos los rellenos habituales son: nata,crema pastelera, chocolate, caramelo, crema inglesa, mermelada, etc.  Con estos rellenos triplicaremos las calorías de estas simples tortitas, así que eso lo dejaremos a la elección del comensal.

La receta original lleva mantequilla, pero la hemos sustituído por aceite de girasol y además las hemos hecho 100% con harina integral de trigo, que aunque cambia un poco el sabor original, sacian mucho más y contienen mucha más fibra y nutrientes que la harina refinada no nos puede aportar.

Son un desayuno distinto y que seguro gustarán mucho a la familia, sobre todo a los más pequeños.

Así que calentemos nuestras sartenes!!

Ingredientes:

  • 150 gr de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 30 gr de azúcar
  • 200 gr de leche desnatada
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • canela molida al gusto

Preparación con la Thermomix:

Meter todos los ingredientes en el vaso y mezclar 30 segundos en velocidad 4. Poner la mezcla en una jarra o recipiente y dejar reposar en el frigorífico al menos durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, preparar una sartén de tamaño pequeño y pincelar un poco su superficie con aceite de oliva para que no se peguen nuestras tortitas. Cubrir el fondo de la sartén con la mezcla obtenida y poner a fuego medio hasta que comiencen a salir burbujitas, entonces le daremos la vuelta y la dejaremos un ratito hasta que esté dorada por ambos lados.

Están deliciosas con mermelada y queso de untar, aunque la podemos acompañar con casi cualquier ingrediente que se nos ocurra.

Para preparar la receta sin thermomix procederemos igual, sólo que batiremos la mezcla con una batidora común.