Galletas integrales de aceite de oliva y sésamo

galletas integrales de oliva y sésamo

Qué ricas, fáciles y sanas son estas galletas.  Se hacen en un momento, sin cortapastas, sin pistolas de galletas… con nuestras propias manos! como si hiciéramos albóndigas y luego las aplanáramos con las manos, así de sencillo.
La mayoría de las galletas se elaboran con mantequilla y ya sabemos que no es nada bueno este lácteo si lo que pretendemos en bajar de peso o simplemente mantenernos sanos y libres de enfermedades como el colesterol.
Por esta razón escogí de entre muchas recetas de galletas la que hoy os muestro, por sus sanos ingredientes y por su simplicidad a la hora de hacerlas.
La receta original sólo lleva sésamo para decorar, pero yo hice algunas con coco rallado, otras con almendras picadas… podéis hacerlas como más os guste, esta es otra de las ventajas de hacer nuestras propias galletas!

– Ingredientes:

  • 200 grs de harina integral de trigo
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 1 huevo
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla líquida
  • una pizca de sal
  • semillas de sésamo, coco rallado, almendras en cubitos o lo que más os guste

– Preparación:

Para hacer estas riquísimas galletas lo primero que tenemos que hacer es batir el azúcar, el aceite de oliva y la esencia de vainilla con la thermomix o con una batidora de mano. A continuación añadimos el huevo y seguimos batiendo.

Cuando esté la mezcla hecha vamos añadiendo poco a poco la harina integral, la levadura y la pizca de sal. Si usamos la thermomix la programaremos unos 2 minutos a velocidad 3 y si es manual, mezclaremos con ayuda de una cuchara grande hasta que ya no podamos seguir con la cuchara y tengamos que usar las manos para terminar de unificar la masa. En este caso recomiendo usar unos guantes de vinilo o látex para evitar que la masa se nos pegue en las manos.

Llegados a este punto vamos a formar pelotitas con las manos, como si hiciéramos unas albóndigas pequeñas, y prepararemos varios platitos con los ingredientes de decoración que más nos guste (en este caso yo he usado sésamo, coco rallado y almendras). Una vez formadas las bolitas, las vamos a presionar en los platitos de frutos secos que hemos preparado y redondearemos los bordes con el dedo meñique para que queden con una forma bonita.

Ya sólo nos queda ponerlas en la bandeja del horno (precalentado a 180 grados) con algo de separación y encima de papel de horno antiadherente.

Hornearemos durante 10-15 minutos aproximadamente (dependiendo de nuestro horno, el mío calienta mucho y en 10 minutos ya las tenía listas).

Dejamos enfriar en una rejilla y ya me contaréis si no están más ricas que las galletas integrales que venden en los supermercados.

Anuncios

Galletas de arroz y muesli

Había probado las tortitas de arroz,  las natillas de arroz,  las croquetas de arroz, las papillas de arroz,  pero…¿galletas de arroz?.  Ni siquiera sabía que existían, pero tranquilos, que  no se elaboran con la paella que nos sobró de el día anterior, no! sino con una harina muy suave y deliciosa: la harina de arroz.

Ésta es una harina que conocen bien en La India o en Japón, pero en España sigue siendo una gran desconocida ( excepto los celíacos, que seguro la conocen bien).

Con ella se pueden elaborar infinidad de platos dulces o salados, como por ejemplo, las pastas de arroz (espaguetis o macarrones). También  se puede usar como espesante de salsas o incluso para rebosar. Y por qué no! para hacer galletas con muesli.

Ingredientes:

  • 60 gr de harina de arroz
  • 60 gr de harina integral
  • 60 gr  de aceite de girasol
  • 150 gr de muesli
  • 80 gr de azúcar moreno o 1 cucharada de Stevia liquido.
  • 1 huevo
  • 1 yogur natural
  • gotas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de salvado de avena
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación:

Mezclar en un recipiente las harinas con la levadura en polvo. Añadir el azúcar, el muesli, el aceite de girasol y el huevo batido. Mezclar y agregar la esencia de vainilla (al gusto), el yogur, la levadura, el salvado de avena  y la pizca de sal. Obtendremos una masa compacta y pegajosa. Tapar el recipiente y meterlo en la nevera durante 1 hora.

Cuando haya pasado la hora, preparar la bandeja del horno con papel vegetal y con ayuda de dos cucharas ir formando montoncitos y aplanarlos luego con una de las cucharas, dándoles forma de galletas. Adornar con las gotas de chocolate, presionándolas bien sobre la masa y hornear 12 minutos o hasta que se doren (depende del horno) a 180º con calor arriba y abajo.

Enfriar sobre una rejilla para que queden más crujientes.

Salen unas 15 galletas, aunque eso depende del tamaño que les quiera dar el cocinero. Yo las hize pequeñitas para engañar al estómago… y a mí.