Pan integral de yogur

El yogur es un alimento probiótico que  posee gran número de microorganismos vivos, esto lo convierte en un lácteo muy beneficioso para regular la flora intestinal.

Como buen lácteo nos ayuda a mantener fuertes nuestros huesos, ya que el yogur nos aporta el 70% del calcio diario necesario y parece ser que también contribuye a alejar  varios tipos de cáncer, como el de colon y el de mama.

Su alto contenido en calcio, proteínas de alta calidad, vitaminas e hidratos de carbono, fortalecen las defensas de nuestro organismo y también son mejor tolerados por las  personas  intolerantes a la lactosa, ya que la leche de los yogures está fermentada.

¿Y por qué estoy hablando de las propiedades del yogur si ésta es una receta de pan? Pues porque a las propiedades beneficiosas del pan le tenemos que añadir las del yogur, ya que este tierno pan integral está elaborado con yogur natural, el cual le dará un sabor muy suave y esa será la principal razón por la que quieras repetir esta receta.

Así que busquemos en nuestro frigorífico uno de esos yogures naturales de toda la vida y pongámonos con las manos en la masa…

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • 240 gr de leche desnatada
  • 1 cucharadita de miel o azúcar invertido
  • 250 grs de harina integral de trigo
  • 250 grs de harina de fuerza
  • 15  grs de levadura fresca o una cucharada rasa de levadura seca de panadería.
  • 1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación con la Thermomix:

Introducir en el vaso la leche desnatada y programar 1 minuto, temperatura 37ºy velocidad 1. Cuando el tiempo termine añadir el yogur, el azúcar invertido o la miel y mezclar durante 4 segundos en velocidad 4.

Añadimos ahora los dos tipos de harina, la levadura de panadería (si es fresca desmenuzarla en el paso anterior), y la sal y amasar durante 3 minutos en velocidad espiga.

Cuando pasen los 3 minutos vamos a sacar la masa del vaso y la vamos a introducir en un bol y luego lo tapamos con un paño de cocina o con film transparente y esperamos a que doble su volumen (unos 45-60 minutos aproximadamente).

Cuando haya levado sacar la masa del bol, amasarla bien e introducir en un molde tipo plum-cake previamente engrasado o forrado con papel vegetal de horno. Tapar y dejar otra vez levar unos 45 minutos.

Precalentar el horno a 180º y hornear durante 40 minutos (dependiendo de la potencia de nuestro horno).

Desmoldar y dejar enfríar.

Y ya tenemos un pan muy fácil de preparar y riquísimo para completar el mejor de los desayunos. Probadlo!

Para elaborar este pan sin la Thermomix tenemos que hacer la mezcla en un bol y cuando ésta se vaya separando de las paredes del bol, enharinamos la encimera y lo amasamos muy bien hasta que sea una masa compacta. Lo dejaremos levar en un bol, volveremos a amasar, lo introduciremos en el molde y lo volveremos a dejar levar. El resto es exactamente igual como he explicado en la receta.

Fuente: La Juani de Ana Sevilla.

Anuncios

Panecillos fáciles de leche

Qué ricos están estos panecillos!! Si los damos a probar y dijéramos que lo hemos comprado en una panadería nos creerían!

Son muy sencillitos de hacer, sobre todo si tenemos la suerte de disponer de un robot de cocina tan completo como lo es la Thermomix.

Una de las cosas que más me gustan de esta receta es que no es necesario dejar levar dos veces, con dejarlos una hora para que suban, ya es suficiente.

La receta original lleva harina de fuerza 100%, pero yo la he adaptado a mi gusto y los he elaborado con la mitad de harina integral, así sacian más y conservan todas las propiedades beneficiosas de las que se nos privan cuando refinan las harinas.

Recordemos también que la harina de fuerza es la adecuada para hacer pan, por poseer mayor cantidad de gluten, que es la proteína de la harina y además  al contener más proteína posee menos hidratos de carbono, con lo cual añadimos menos calorías a nuestra dieta alimenticia.

Yo pongo la masa, tú el relleno que quieras!

Ingredientes:

  • 250 gr  de leche desnatada
  •  50 gr  de aceite de girasol o mantequilla
  •  40 gr  de azúcar o su equivalencia de endulzante natural(sirope de ágave, stevia…)
  •  30 gr  de levadura prensada fresca de panadería o 2 sobres de levadura en polvo de panadería
  •  250 gr de harina de fuerza
  • 250 gr de harina de trigo integral
  •  1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación con la Thermomix:

Vertemos en el vaso la leche, la mantequilla y el azúcar. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos la levadura y programamos 5 segundos, a velocidad 4. Si usamos la levadura seca en polvo la incorporamos junto con la harina, saltándonos este paso y al añadir la sal no lo haremos junto a la levadura, ya que alteraría su función.

Incorporamos la harina y la cucharadita de sal. Mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 6. A continuación, programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Le damos a la masa forma de panecillos redondos y  les  hacemos unos cortes en la parte superior  con ayuda de unas tijeras de cocina. Después vamos a pincelar la superficie con un poco de leche a temperatura ambiente.

Protegemos la bandeja del horno con papel vegetal y los metemos en el horno apagado para que estén libres de corrientes de aire y los dejaremos levar al menos una hora.

Precalentamos el horno a 180º.

Introducimos los panecillos en el horno y esperaremos unos 15 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia de nuestro horno. Sabremos que están hechos cuando tengan un tono dorado.

Ahora sólo tenemos que rellenarlos con nuestros ingredientes favoritos y a disfrutar de estos suaves panecillos recién sacados del horno.

Brioche integral

El brioche se traduce del francés al español como “pan de yema” y aunque parezca un pan poco común, en navidad siempre lo comemos  relleno de frutas escarchadas y pasas originario de Italia, ya que el panettone es un tipo de brioche.

Con esta introducción ya nos podemos hacer una idea de la suavidad y esponjosidad que nos regala este dulce pan.

Adquiere un tono dorado en su corteza gracias al huevo batido, dejando su miga de un color amarillo pálido, que con la harina integral se potencia mucho más.
Nunca había comido un brioche integral, pero como me gusta hacer las recetas con los ingredientes más naturales, me animé a investigar y la verdad es que mereció la pena!

Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar moreno o endulzante natural
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura de panadería en polvo o 20 gr de levadura prensada fresca
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de harina integral de trigo
  • 1 pizca de sal

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de girasol. Programar 1 minuto, 30 segundos con temperatura 37º  y en velocidad 2 y 1/2. Añadir las yemas y la levadura y mezclar 10 segundos en velocidad 4. Ahora agregamos las harinas y la sal, programando 15 segundos en velocidad 6 y a continuación amasaremos nuestro brioche durante 2 minutos en la opción vaso cerrado y velocidad espiga.

Dejar levar durante 30 minutos en el mismo vaso. Al finalizar este tiempo amasamos a mano un poco y ahora vamos a darle forma redonda a la masa y ponerla en una bandeja de horno protegida con papel vegetal o ponerlo directamente en un recipiente engrasado apto para horno.

Pincelar la superficie con huevo batido y hornear durante 20-25 minutos a 180º.

Y ya tendremos un delicioso brioche pero con muchos más nutrientes gracias a las estupendas propiedades de la  harina integral.

Para hacer este brioche sin thermomix debemos mezclar los ingredientes en el mismo orden que he explicado anteriormente y cuando añadimos la harina lo amasaremos bien a mano, respetando los tiempos de levado.

Tortitas

Seguro que todos hemos visto alguna vez en las películas norteamericanas (aunque su verdadera procedencia sea  Rusia) esas famosas tortitas que desayunan como si fueran pan y que tienen pinta de estar riquísimas. Pues hemos comprobado desde hace ya un tiempo que sí que lo están, pero la versión que traigo hoy es un poco más sana que la receta original.

También he de decir que para que  sean más o menos sanas, va a depender mucho del relleno o acompañamiento que elijamos, ya que en Estados Unidos los rellenos habituales son: nata,crema pastelera, chocolate, caramelo, crema inglesa, mermelada, etc.  Con estos rellenos triplicaremos las calorías de estas simples tortitas, así que eso lo dejaremos a la elección del comensal.

La receta original lleva mantequilla, pero la hemos sustituído por aceite de girasol y además las hemos hecho 100% con harina integral de trigo, que aunque cambia un poco el sabor original, sacian mucho más y contienen mucha más fibra y nutrientes que la harina refinada no nos puede aportar.

Son un desayuno distinto y que seguro gustarán mucho a la familia, sobre todo a los más pequeños.

Así que calentemos nuestras sartenes!!

Ingredientes:

  • 150 gr de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 30 gr de azúcar
  • 200 gr de leche desnatada
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • canela molida al gusto

Preparación con la Thermomix:

Meter todos los ingredientes en el vaso y mezclar 30 segundos en velocidad 4. Poner la mezcla en una jarra o recipiente y dejar reposar en el frigorífico al menos durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, preparar una sartén de tamaño pequeño y pincelar un poco su superficie con aceite de oliva para que no se peguen nuestras tortitas. Cubrir el fondo de la sartén con la mezcla obtenida y poner a fuego medio hasta que comiencen a salir burbujitas, entonces le daremos la vuelta y la dejaremos un ratito hasta que esté dorada por ambos lados.

Están deliciosas con mermelada y queso de untar, aunque la podemos acompañar con casi cualquier ingrediente que se nos ocurra.

Para preparar la receta sin thermomix procederemos igual, sólo que batiremos la mezcla con una batidora común.

 

Panecillos de pizza

No hay mejor pizza que la que hacemos en nuestra cocina, y si nos sobra  masa pues mejor, porque además de congelarla, podremos hacer unos panecillos con todo el sabor y la textura más esponjosa.

Estos panecillos me recuerdan mucho a los que hacen en las pizzerías, porque seguramente los harán igual que yo, con la masa sobrante de elaborar las pizzas.

Son ideales para el desayuno y también para hacernos un mini-bocadillo integral y una de las cosas que más me gustan en su preparción es que sólo tenemos que dejarlos levar durante 30 minutos, así que aquí les traigo uno de los panes más fáciles que podemos hacer con la Thermomix… o sin ella.

Ingredientes:

  • 200 gr de agua
  • 50 gr de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería o 20 gr de levadura prensada fresca
  • 200 gr de harina de trigo integral
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal

Preparación con la Thermomix:

Precalentar el horno con calor arriba y abajo a una temperatura de 180º

Meter los ingredientes líquidos en el vaso y programar 1 minuto a 37º y en  velocidad 4. Añadir la levadura y mezclar 5 segundos en velocidad 4.

Incorporar los dos tipos de harina y la sal y programar 1 minuto en vaso cerrado y con velocidad Espiga.

Cuando finalize, dejar levar dentro del vaso durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, coger la masa con las manos engrasadas en aceite o con unos guantes de látex, y trabajar la masa para que quede compacta, formando después los panecillos, dándole forma redondeada.

Disponer en la bandeja del horno, protegida previamente con papel de horno, y hornear durante unos 20 minutos o hasta que se dore su superficie.

Y ya tenemos unos panecillos con todo el sabor de las pizzas italianas.

Preparación sin la  Thermomix:

Precalentar el horno con calor arriba y abajo a una temperatura de 180º

Meter los ingredientes líquidos en un bol amplio  y remover bien con una varilla. Es importante que el agua esté templada.  Añadir la levadura y mezclar unos 5 segundos.

Incorporar los dos tipos de harina y la sal y mezclar con ayuda de una cuchara grande hasta que se despegue de las paredes del bol. Entonces la seguiremos trabajando en la encimera de nuestra cocina, previamente espolvoreada con harina.

Tapar el bol con un paño seco de algodón y dejar levar durante unos 30 minutos en un lugar protegido de corrientes de aire.

Transcurrido este tiempo, coger la masa con las manos engrasadas en aceite o con unos guantes de látex, y trabajar la masa para que quede compacta, formando después los panecillos, dándole forma redondeada.

Disponer en la bandeja del horno, protegida previamente con papel de horno, y hornear durante unos 20 minutos o hasta que se dore su superficie.

Y ya tenemos unos panecillos con todo el sabor de las pizzas italianas.

Con estas cantidades me dió para elaborar una riquísima pizza integral y 4 panecillos, es decir, que con estas cantidades podríamos hacer dos pizzas de tamaño mediano o 8 panecillos, dependiendo del tamaño que los hagamos.

Delicias de zanahoria

El nombre de este entrante es el más acertado, porque están deliciosas! y muy sanas, ya que las zanahorias nos ayudan con sus betacarotenos a prevenir ciertos tipos de cáncer y son unas grandes antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro de nuestra piel. También son un gran aliado para dar color a nuestra piel, porque.. ¿quién no ha tomado un zumo de zanahorias antes de tomar el sol para ponerse morena?. Pues ahora también podremos llevar a la playa nuestras delicias de zanahoria, que seguro las volveremos a hacer, ya que son muy fáciles de elaborar.

Para ello necesitaremos:

Ingredientes:

  • 100 gr de cebolla
  • 250 gr de zanahorias
  • 300 ml de leche desnatada
  • 50 gr de harina integral de trigo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • huevo batido y pan rallado integral para empanar
  • aceite de oliva para freír

Preparación:

Pelar las zanahorias y picarlas en una picadora o en la thermomix, o si queremos las podemos rallar con un rallador de queso. Ahora vamos a preparar una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando ya esté caliente, incorporar la cebolla picada  con una cucharadita de postre de sal fina yodada y pochar hasta que transparente.

Cuando ya esté cocinada la cebolla, añadiremos la zanahoria rallada, la  harina y cocinamos a fuego medio durante unos 5 minutos, para que pierda el sabor de la harina cruda. Transcurrido este tiempo, añadiremos la leche y removemos hasta que espese la mezcla. Cuando ya tenga la consistencia como para hacer croquetas, la meteremos en un bol amplio y la dejaremos enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera, para no quemarnos a la hora de formar nuestras delicias.

Cuando la masa está fría y densa, nos pondremos unos guantes de látex y formaremos las bolitas como si fueran albóndigas, aunque aplastándolas un poco con la palma de la mano para achatarlas. Ahora las pasaremos primero por huevo y después por pan rallado integral.

Freír en abundante aceite bien caliente y dejar absorber el exceso de aceite sobre unas servilletas de cocina.

Ahora sólo nos faltaría preparar un buen arroz basmati, o como en la fotografía, una exquisita quinoa real para acompañar este dulce y suave entrante.

Panecillos de leche y avena

Sobra decir que están hechos con harina integral, de ahí el nombre de este blog, un lugar de ideas saludables donde los alimentos más sanos se convierten en habituales de nuestra dieta.
Cuando escuchamos la palabra dieta lo primero que se nos pasa por la cabeza es un plato de insípidas verduras con un filete de pescado a su lado y la restricción de los alimentos más apetecibles, pero nada que ver con la realidad.
Según la Real Academia Española, “dieta” significa régimen de vida, es decir, pautas de una alimentación o alimentos que se consumen habitualmente.

Este blog se basa en una dieta mediterránea donde las proteínas, hidratos de carbono y verduras o frutas se unen para aportarnos todos los nutrientes necesarios y así aprender no sólo a comer de manera sana, sino a disfrutar del amplio abanico de posibilidades culinarias que nos ofrece la naturaleza.

Un buen ejemplo de ello es un cereal muy conocido en la actualidad, como lo es la avena, que ya lo hemos probado en una de sus mejores presentaciones como lo es el famoso Porridge .

Ahora le toca el turno a unos panecillos muy suaves y dulces que seguro no pasarán desapercibidos en la alacena de nuestra cocina. Vamos a conocer la receta:

Ingredientes:

  • 250 gr de leche desnatada
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 40 gr de azúcar moreno o su equivalencia de endulzante natural
  • 11 gr de levadura seca de panadería o 30 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 200 gr de harina de avena integral
  • 50 gr de gluten de trigo
  • 250 gr de harina de trigo integral
  • sésamo para decorar

Preparación con la Thermomix:

Introducimos la leche en el vaso, junto con el aceite, el endulzante y la sal y programamos 2 minutos a 37º y en velocidad 2.

Cuando pasen los 2 minutos, añadiremos la levadura (si es fresca la desmenuzamos con los dedos) y mezclamos durante 10 segundos en la velocidad 4.

Ahora es el momento de añadir las harinas y el gluten (si no tenemos gluten usaremos 250 gr de cada harina). Programamos 15 segundos en velocidad 6 y trabajamos la masa a continuación durante 3 minutos en la velocidad espiga.

Sobre la encimera espolvoreamos un poco de harina y dejamos caer la masa. Ahora tomaremos porciones de la masa y daremos forma redonda a nuestros panecillos y los dispondremos en la bandeja del horno, previamente protegida con papel vegetal, aplastándolos un poco y dejando separación entre ellos para que al levar no se peguen unos con otros.

Los introducimos en el horno apagado y esperamos una hora a que leven (es importante tener paciencia y dejarlos levar para que queden más esponjosos).

Cuando hayan casi doblado su volumen inicial, hacerles unos cortes con un cuchillo bien afilado, pincelar  la superficie con leche a temperatura  ambiente y adornar con sésamo para darle un toque de sabor a nuestros panecillos.

Meter en el horno (sin haberlo precalentado) y dorarlos durante unos 30 minutos a 180 grados.

Y ya podremos disfrutar el agradable sabor de unos panecillos recién sacados del horno.

Para elaborar esta receta sin la Thermomix, tendremos que seguir el orden de los ingredientes de la receta con thermomix e ir introduciéndolos en un bol grande hasta que la masa se despegue de las paredes del mismo. Entonces la trabajaremos en la encimera espolvoreada con harina y daremos forma a los panecillos como indico anteriormente.

El resultado será prácticamente el mismo.

Mármol integral

¿Quién dijo que desayunar un trozo de bizcocho no era sano? Pues yo le diría que depende de los ingredientes que usemos, porque si son tan sanos y naturales como los que he usado en esta receta, será un placer deleitarnos por la mañana con el sabor tradicional de este  bizcocho, que a su vez sorprende  con el más original y moderno diseño.

No desayunemos siempre lo mismo, sería muy aburrido! tanto como vestirse todos los días con la misma ropa, no crees? Panes, galletas, bizcochos integrales acompañados de un lácteo y de una fruta… al principio nos parece mucha comida para un desayuno, pero todo es cuestión de acostumbrarse.

La presentación de nuestros platos también es importante, seamos creativos a la hora de preparar la mesa, porque es cierto eso de “la comida entra por los ojos”.

Lo que más impresiona a todos de este bizcocho es su diseño, pero…¿ qué me dirías si te cuento que no he usado ningún molde ni plantilla para su creación?  ¿que no me crees? Sigue leyendo y descubrirás mi secreto.

Ingredientes:

  • 200 gr de aceite de oliva
  • 140 gr de azúcar morena integral o cualquier otro endulzante natural
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural desnatado
  • 250 gr de harina integral bio
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • 15 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • una pizca de sal
  • esencia de vainilla

Preparación con la Thermomix:

Vamos a comenzar por precalentar el horno a 180 grados.

Seguidamente introduciremos en el vaso el aceite de oliva con el azúcar morena durante 30 segundos a velocidad 3. Ahora programamos la velocidad 3 sin tiempo programado y vamos a ir metiendo los huevos uno a uno por el bocal. Cuando estén integrados en la masa, añadir la esencia de vainilla y el yogur y  mezclaremos  unos segundos.

Añadimos la harina, la sal y la levadura y programamos 1 minuto en la velocidad 3.

Ahora vamos a descubrir el truco del efecto mármol:

  1. sacamos la mitad de la masa a un bol y metemos en el vaso con la otra mitad, el cacao en polvo.
  2. programamos 10 segundos en velocidad 3 para que se incorpore el cacao a la masa y reservamos.
  3. elegimos un molde el cual engrasamos o protegemos con papel vegetal, y vamos a alternar capas de las dos mezclas.
  4. Así hasta terminar alisando la superficie con una lengua (no vale la nuestra, jeje).

Y finalmente lo horneamos durante 45 minutos aproximadamente. Sabremos que está ya hecho cuando metamos una brocheta hasta el fondo del molde y ésta salga limpia.

Preparación sin la Thermomix:

Vamos a comenzar por precalentar el horno a 180 grados.

Seguidamente introduciremos en un bol  el aceite de oliva con el azúcar morena y lo batiremos durante 1 minuto aproximadamente con una batidora de varillas. Ahora vamos a ir metiendo los huevos uno a uno y cuando estén integrados en la masa, añadir la esencia de vainilla yel yogur y  mezclar unos segundos.

Añadimos la harina, la sal y la levadura y volvemos a batir hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ahora vamos a descubrir el truco del efecto mármol:

  1. dividimos la masa en dos partes iguales y a una de ellas les vamos a añadir  el cacao en polvo. Mezclamos bien y reservamos.
  2. elegimos un molde el cual engrasamos o protegemos con papel vegetal, y vamos a alternar capas de las dos mezclas.
  3. Así hasta terminar alisando la superficie con una lengua (no vale la nuestra, jeje).

Y finalmente lo horneamos durante 45 minutos aproximadamente. Sabremos que está ya hecho cuando metamos una brocheta hasta el fondo del molde y ésta salga limpia.

Bizcocho de naranja y canela

Lo que más me gusta de este bizcocho es el dulce aroma que recorre toda la casa cuando lo hago, ni el mejor de los ambientadores!!
Siempre me ha encantado la mezcla de naranja y canela, sobretodo porque la canela dulcifica mucho a la naranja neutralizando su acidez, por esto son la pareja perfecta.

Una anécdota muy curiosa es que siempre que explico a alguien cómo se elabora este bizcocho y le digo que la naranja se mete entera en la Thermomix, sin pelar, me mira desconfiada y me pregunta: ¿pero con la piel y todo?¿y no amarga? La respuesta la descubren ellos mismos cuando lo prueban.

Éste es un bizcocho que hago desde hace años y siempre que tengo muchas naranjas recurro a él, porque consigue  que mis desayunos sean suaves y frescos, porque si algo he de destacar de él, es lo esponjoso y suave que queda.

Y como ya nuestras bocas están salivando, vamos a conocer el procedimiento y los ingredientes que necesitaremos para elaborar otro bizcocho bueno, sano y con todo el sabor de la repostería casera.

Ingredientes:

  • 1 naranja
  • 200 gr de azúcar morena o 100 gr de fructosa
  • 3 huevos
  • 100 gr de aceite de oliva suave
  • 1 yogur natural
  • 250 gr de harina integral
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • 1 pizca de sal yodada
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Preparación con la Thermomix :

Vamos a comenzar precalentando el horno a 180 º.

El segundo paso será limpiar bien la naranja,ya que la echaremos sin pelar, y después de trocearla, la meteremos en el vaso de la Thermomix.

Ahora añadimos a la naranja el azúcar o fructosa y los huevos, y programamos 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 5.

Le añadimos el aceite y el yogur y mezclamos 10 segundos a velocidad 4.

Incorporamos la harina integral poco a poco para que coja aire y quede nuestro bizcocho más esponjoso, y también incluimos la levadura, la canela  y la sal.

Programar 15 segundos con velocidad 3 y terminar de mezclar con ayuda de una lengua y con movimientos envolventes.

Elegir un molde y engrasarlo con un poco de aceite de oliva y verter la mezcla obtenida en él.

Introducirlo en el horno durante 30 minutos aproximadamente (pinchar con un palillo para saber si ya está bien hecho).

Dejar enfriar sobre una rejilla o cerca de la ventana, pero cuidado con los gatos del vecino!!

Preparación sin la Thermomix:

Vamos a comenzar precalentando el horno a 180 º.

El segundo paso será limpiar bien la naranja,ya que la echaremos sin pelar, y después de trocearla, la meteremos en una jarra alta.

Ahora añadimos a la naranja el azúcar o fructosa y los huevos, y batimos muy bien durante 3 minutos. Es importante hacer bien este paso, para que quede esponjoso nuestro bizcocho.

Le añadimos el aceite y el yogur y volvemos a batir durante 1 minuto.

Verter la mezcla obtenida en un bol grande e ir metiendo en él la harina integral poco a poco, con ayuda de una varilla y con movimientos envolventes para que coja aire y quede nuestro bizcocho más esponjoso. Añadir la levadura, la canela  y la sal.

Elegir un molde y engrasarlo con un poco de aceite de oliva y verter la mezcla  en él.

Introducirlo en el horno durante 30 minutos aproximadamente (pinchar con un palillo para saber si ya está bien hecho).

Dejar enfriar sobre una rejilla o cerca de la ventana, pero cuidado con los gatos del vecino!!

Si lo deseamos podemos espolvorear con canela la superficie de nuestro bizcocho para intensificar su sabor.

 

Galletas de arroz y muesli

Había probado las tortitas de arroz,  las natillas de arroz,  las croquetas de arroz, las papillas de arroz,  pero…¿galletas de arroz?.  Ni siquiera sabía que existían, pero tranquilos, que  no se elaboran con la paella que nos sobró de el día anterior, no! sino con una harina muy suave y deliciosa: la harina de arroz.

Ésta es una harina que conocen bien en La India o en Japón, pero en España sigue siendo una gran desconocida ( excepto los celíacos, que seguro la conocen bien).

Con ella se pueden elaborar infinidad de platos dulces o salados, como por ejemplo, las pastas de arroz (espaguetis o macarrones). También  se puede usar como espesante de salsas o incluso para rebosar. Y por qué no! para hacer galletas con muesli.

Ingredientes:

  • 60 gr de harina de arroz
  • 60 gr de harina integral
  • 60 gr  de aceite de girasol
  • 150 gr de muesli
  • 80 gr de azúcar moreno o 1 cucharada de Stevia liquido.
  • 1 huevo
  • 1 yogur natural
  • gotas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de salvado de avena
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación:

Mezclar en un recipiente las harinas con la levadura en polvo. Añadir el azúcar, el muesli, el aceite de girasol y el huevo batido. Mezclar y agregar la esencia de vainilla (al gusto), el yogur, la levadura, el salvado de avena  y la pizca de sal. Obtendremos una masa compacta y pegajosa. Tapar el recipiente y meterlo en la nevera durante 1 hora.

Cuando haya pasado la hora, preparar la bandeja del horno con papel vegetal y con ayuda de dos cucharas ir formando montoncitos y aplanarlos luego con una de las cucharas, dándoles forma de galletas. Adornar con las gotas de chocolate, presionándolas bien sobre la masa y hornear 12 minutos o hasta que se doren (depende del horno) a 180º con calor arriba y abajo.

Enfriar sobre una rejilla para que queden más crujientes.

Salen unas 15 galletas, aunque eso depende del tamaño que les quiera dar el cocinero. Yo las hize pequeñitas para engañar al estómago… y a mí.