Flan de cacao al Varoma

¿Te apetece comer un flan sano, casero y buenísimo pero no tienes ganas de encender el horno y estar cociéndolo al baño maría y toda la dificultad que ello conlleva? Pues sigue leyendo, porque hoy os traigo un flan de cacao puro y sin tener que hornearlo. Las ventajas son muchas: un gran ahorro en la factura de la luz, tu horno limpio como una patena y la satisfacción de comerte un flan casero mucho más bueno que los que venden en los supermercados… y si lo endulzas con sirope de ágave, pues mucho mejor!  lo convertiremos en un flan light para así no sentirnos culpables de tan dulce manjar.

La receta original se elabora con el doble de ingredientes que yo he puesto, pero no es que  tuviera mi despensa vacía… es que lo he hecho a posta para no tener un flan tentador en mi nevera que me dure toda la semana… por eso lo hago “mini” y así entre mi marido y yo nos dura sólo el fin de semana. Es una buena táctica para poder darnos nuestros caprichitos sin pasarnos con las cantidades  y no tener que  renunciar al placer de comer un postre al menos una vez a la semana.

Ingredientes:

  • 250 grs de leche desnatada
  • 2 huevos medianos
  • 65 grs de azúcar o su equivalencia en edulzante natural (sirope de ágave, stevia…)
  • 2 cucharadas rasas de cacao puro
  • 700 grs de agua

Preparación con la Thermomix:

Poner en el vaso la leche, los huevos y el azúcar y mezclar durante 10 segundos en velocidad 7.

Poner en el fondo del molde (que ha de tener una capacidad de medio litro) un poco de sirope de chocolate y verter la mezcla con cuidado. Tapar con papel de aluminio y encima poner unas tres servilletas de cocina, para que empapen la humedad del varoma. Reservar.

Enjuagar el vaso de la Thermomix y llenarlo con 700 grs de agua, colocarlo en la base, taparlo sin cubilete y poner el molde con el flan dentro del varoma. Colocarlo en su posición y programar 40 minutos en temperatura Varoma y velocidad 2.

Cuando finalice el tiempo comprobar que el flan está cuajado introduciendo en el centro un pincho de brocheta, si sale limpio estará cuajado, si no es así programar unos minutos más a la misma temperatura.

Dejar enfriar en la nevera y ya tenemos un postre riquísimo, con mucho calcio y proteínas y que no puede ser más fácil de preparar.

Fuente: Libro Imprescindible para su cocina Thermomix 31 (adaptación).

Buenos días de donuts

¿Se puede convertir un panecillo de grasas saturadas catalogado como bollería industrial en un sano desayuno? Pues la respuesta es sí, y lo vas a comprobar a continuación, porque hoy vamos a aprender a hacer unos bollitos tan suaves y deliciosos, que querrás repetir la receta todas las semanas.

Son fáciles de hacer y lo mejor de ellos es que congelan muy bien, algo muy importante para hacer cantidad y congelar el resto para seguir tomándolos durante la semana como recién hechos. Sólo hay que sacarlos del congelador, meterlos en el frigorífico y después unos segundos al microondas o a la plancha. Os aseguro que quedan riquísimos.

Rellenos de dulce o salado, estos panecillos que nos recuerdan a los donuts por su hueco central, nada tienen que ver con ellos  porque no son fritos ni llevan tanta cantidad de azúcar, así que merece la pena hacer el cambio, al menos nuestro colesterol lo agradecerá.

Vamos entonces a preparar los ingredientes que harán nuestro despertar más placentero!

Ingredientes:

  • 75 gr de leche semidesnatada
  • 140 gr de aceite de mantequilla ligera (se puede sustituir por aceite de oliva)
  • 2 cucharadas de levadura seca de panadería o 40 gr de levadura fresca
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 60 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • huevo batido para pincelar

Preparación con Thermomix:

Metemos  en el vaso la leche con la mantequilla o aceite de oliva y  programamos 4 minutos, 37 º y velocidad 2 para que se templen un poco. Seguidamente añadimos la levadura si la que usamos es la fresca, si vamos a usar la que es en forma de granulado (levadura seca de panadería) la uniremos a la harina en el siguiente paso.

Es ahora el momento de agregar la harina, el azúcar, los huevos, la sal y la esencia de vainilla. Programamos 5 minutos sin temperatura y con velocidad espiga.

Guardamos la mezcla obtenida en un bol espolvoreado con harina y la dejamos levar en un ambiente cálido envuelto en papel film transparente. Tiene que multiplicar su volumen, así que el bol deberá ser lo suficientemente amplio.

A los 45 minutos aproximadamente vamos a espolvorear nuestra encimera con harina y vamos a amasar un poco con las manos nuestra masa para desgasificarla y proceder a darle su característica forma de “buenos días”.

Para esto tendremos que estirar la masa con ayuda de un rodillo y después con ayuda de dos cortapastas (un aro del tamaño de un donuts y otro más pequeño para hacer el hueco central) conseguiremos darle forma a nuestros panecillos.

Una vez cortados los colocaremos sobre una bandeja de horno con papel vegetal y los tapamos con un paño de algodón para que vuelvan a levar, unos 45 minutos más.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º y mientras vamos a hacerles unos cortes con un cuchillo afilado, como se pueden apreciar en la fotografía.

Pincelar la superficie de los panecillos con huevo batido y dejarlos dorar unos 10-15 minutos, dependiendo de la potencia de nuestro horno.

Ahora sólo falta decidirnos por el relleno… ¿dulce o salado? de las dos maneras están riquísimos. Atrévete a probarlos!

Para elaborar esta receta sin Thermomix, debemos incluir los ingredientes en un bol amplio siguiendo el mismo orden y amasarlo muy bien con las manos o con ayuda de algún otro robot que amase pan.  La leche que usemos y la mantequilla deberán estar a temperatura ambiente. El resto de la preparación se hace como he explicado en la receta, ya que para dar la forma a nuestros bollitos no es necesario usar la Thermomix, sino más bien un poco de paciencia y disponer de los utensilios apropiados.  Si no disponemos de ellos podríamos ayudarnos con un vaso grande o bol para hacer la circunferencia mayor y del tapón de una botella de refresco para hacer el huequito central.

Fuente: La Juani de Ana Sevilla.

Huevos rellenos de atún y lactonesa

Si buscas un entrante que te aporte proteína de alto valor biológico, vitaminas, minerales y además calcio, sigue leyendo, porque además de nutritivos, estos huevos están riquísimos!!

Con el calor del mes de agosto siempre andamos en la búsqueda de sopas frías, sorbetes, zumos y entrantes fresquitos, por eso esta receta es idónea para combatir las altas temperaturas.

Sobra decir que si no disponemos de Thermomix también podremos obtener el mismo resultado.

Ingredientes:

  • 6 huevos medianos o grandes
  • 2 latas pequeñas de atún al natural
  • 1 latita de aceitunas sin hueso
  • 4 cucharadas de salsa lactonesa.
  • queso Cottage para decorar
  • 800 gr de agua

Preparación con Thermomix:

Comenzaremos metiendo los huevos en el cestillo, que a su vez lo introduciremos en el vaso con el agua.

Programamos 20 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

Al finalizar el tiempo, sacamos el cestillo con la ayuda de la espátula y refrescamos los huevos en agua fría para así pelarlos mejor.

Limpiamos y secamos bien el vaso de la Thermomix e introducimos las yemas, que ya las habremos sacado con ayuda de una cucharilla, después de hacerle a los huevos un corte longitudinal.

Rallamos 2 segundos, velocidad 3. Sacamos del vaso un par de cucharadas de yema rallada para decorar después y reservamos.

Añadimos al vaso junto con la yema rallada, el atún, y la lactonesa.  Programamos 3 segundos, velocidad 3.  Rellenamos los huevos  con esta mezcla.

Los disponemos en una fuente y los espolvoreamos por encima  con el par de cucharadas de yema rallada  que hemos reservado antes.

Finalmente añadimos el queso Cottage por encima para que sea un entrante completo.

El queso Cottage es un queso fresco granulado parecido al requesón, que podréis encontrarlo en los supermercados habituales.

Dalky de fresa

El dalky es un postre de una marca conocida que suelen ser de chocolate y nata, pero elaborados con fresas frescas quedan buenísimos.

Sus ingredientes los solemos tener siempre en casa, sólo hay que conseguir unas buenas fresas o fresones y conseguiremos un suave y ligero postre para completar nuestro almuerzo.
Conozcamos la receta:

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 270gr fresas
  • 1 cucharada de maicena
  • 500 gr de leche
  • 80 gr azúcar

Preparación con la thermomix:

Ponemos las fresas lavadas y sin los tallos en el vaso, trituramos 20 segundos, velocidad progresiva 5-7-10.

Introducimos el resto de los ingredientes y programamos 8 minutos, temperatura 90º, velocidad 4.

Para que sea un postre más ligero he prescindido de la nata, pero eso lo dejo a elección del cocinero.

Espirales de brioche

Lo que más me gusta de estos espirales de brioche es que los  puedes rellenar de lo que quieras, porque su masa dulce y suave combina bien con casi cualquier relleno.
En esta ocasión los he hecho de pavo y queso edam, para poder darnos un capricho con los ingredientes más sanos y naturales que de costumbre.

Aunque parezcan complicados son muy fáciles de hacer y son una alternativa a los sándwiches, ya que estas espirales vienen con todo incluído!
Sin más dilación vamos a conocer el secreto de este original tentempié.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 50 gr de azúcar o su equivalencia de endulzante natural
  • 60 gr de aceite de girasol o de oliva virgen
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • jamón de pavo en lonchas
  • queso edam en lonchas
  • aceite de oliva para pincelar

Preparación con la Thermomix:

Meter en el vaso la leche, el azúcar y el aceite de oliva y programar  1 minuto a 37º y velocidad 2. A continuación añadiremos las yemas y mezclamos unos 5 segundos a velocidad 4.

Agregamos las harinas y la levadura de panadería y programamos 15 segundos en velocidad 6. Cuando terminen los 15 segundos, programamos 3 minutos en la velocidad Espiga y la opción de vaso cerrado.

Nuestra masa ya está lista, así que la vamos a sacar habiéndonos puesto antes unos guantes de látex para poder manipular mejor la masa, y con ayuda de un rodillo vamos a estirar la masa hasta formar un rectángulo del grosor de medio centímetro aproximadamente.

Una vez bien estirada la masa la vamos a pincelar con un poco de aceite de oliva o de girasol para que queden más jugosas. Seguidamente colocaremos las lonchas de queso y de jamón de pavo y vamos a ir enrollando la masa como si fuéramos a hacer un brazo de gitano.
Cuando tengamos el rollito de masa formado, haremos unos cortes de 1 cm cada uno, como si estuviéramos cortando una barra de pan. Cada porción cortada la colocaremos en una bandeja protegida con papel de horno y al colocarlas las aplastaremos un poco con la palma de nuestra mano para que queden compactas.

Pincelamos la superficie con huevo batido y dejar dentro del horno (apagado) durante 1 hora para que dupliquen su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la bandeja y la tapamos con film o papel de aluminio mientras precalentamos el horno a 200º durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo metemos las espirales en el horno bajando la temperatura a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo del horno. Estarán hechos cuando adquieran un bonito tono dorado.
Si no los servimos recién hechos los podremos calentar unos minutos en el microondas para que se derrita el queso y sepan como recién hechos.
Están riquísimas y también las podríamos rellenar de mermelada casera, sustituyendo la cucharadita de sal de la masa por una pizca de sal.

Para hacer las espirales sin Thermomix tendremos que hacer la masa mezclando los ingredientes en el mismo orden y el resto del procedimiento es el mismo que he explicado anteriormente.

Crema de chocolate

Esta receta está dedicada a los adictos al chocolate como yo, que quieren tomar un postre muy rico pero a la vez muy sano y natural.
Es un dulce de sobremesa compuesto por leche, huevos y cacao puro, básicamente… ¿habrá en las neveras de los supermercados postres de chocolate tan sanos como éste? yo creo que no, y tampoco igual de buenos.
Es una receta facilísima de hacer y que también podríamos hacer sin añadirle el cacao puro, obteniendo así unas natillas que aromatizaremos con las esencias o especias que más nos gusten. También quedarían muy ricas espolvoreadas con coco rallado, sólo es cuestión de dejar volar nuestra imaginación.

Ingredientes:

  • 500 gr de leche desnatada
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de azúcar vainillada o unas gotas de esencia de vainilla
  • 30 gr de Maicena
  • 70 gr de azúcar moreno o su equivalencia de endulzante natural
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo

Preparación con la Thermomix:

Poner en el vaso la leche, los huevos, el azúcar de vainilla o esencia, la Maicena y el azúcar y mezclar durante 10 segundos en velocidad 3 y 1/2. Después programar 7 minutos a 90º y en velocidad 2.

A continuación vamos a agregar el cacao y lo mezclamos durante 1 minuto en velocidad 3 y 1/2, pero sin temperatura.
Y así de rápido obtenemos una suave crema de cacao puro sin conservantes, colorantes ni edulcorantes! Seguro que ya no compraréis más natillas de chocolate, porque este postre me recuerda mucho a ellas, pero son mucho más sanas y sabrosas.

Para hacer esta riquísima crema de chocolate sin la Thermomix, batiremos bien todos los ingredientes en una jarra y lo cocinaremos a fuego medio hasta que espese un poco (unos 10 minutos aproximadamente). Debemos remover con una varilla de mano mientras se cocina, para que no se queme el fondo del caldero.

Tortitas

Seguro que todos hemos visto alguna vez en las películas norteamericanas (aunque su verdadera procedencia sea  Rusia) esas famosas tortitas que desayunan como si fueran pan y que tienen pinta de estar riquísimas. Pues hemos comprobado desde hace ya un tiempo que sí que lo están, pero la versión que traigo hoy es un poco más sana que la receta original.

También he de decir que para que  sean más o menos sanas, va a depender mucho del relleno o acompañamiento que elijamos, ya que en Estados Unidos los rellenos habituales son: nata,crema pastelera, chocolate, caramelo, crema inglesa, mermelada, etc.  Con estos rellenos triplicaremos las calorías de estas simples tortitas, así que eso lo dejaremos a la elección del comensal.

La receta original lleva mantequilla, pero la hemos sustituído por aceite de girasol y además las hemos hecho 100% con harina integral de trigo, que aunque cambia un poco el sabor original, sacian mucho más y contienen mucha más fibra y nutrientes que la harina refinada no nos puede aportar.

Son un desayuno distinto y que seguro gustarán mucho a la familia, sobre todo a los más pequeños.

Así que calentemos nuestras sartenes!!

Ingredientes:

  • 150 gr de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 30 gr de azúcar
  • 200 gr de leche desnatada
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • canela molida al gusto

Preparación con la Thermomix:

Meter todos los ingredientes en el vaso y mezclar 30 segundos en velocidad 4. Poner la mezcla en una jarra o recipiente y dejar reposar en el frigorífico al menos durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, preparar una sartén de tamaño pequeño y pincelar un poco su superficie con aceite de oliva para que no se peguen nuestras tortitas. Cubrir el fondo de la sartén con la mezcla obtenida y poner a fuego medio hasta que comiencen a salir burbujitas, entonces le daremos la vuelta y la dejaremos un ratito hasta que esté dorada por ambos lados.

Están deliciosas con mermelada y queso de untar, aunque la podemos acompañar con casi cualquier ingrediente que se nos ocurra.

Para preparar la receta sin thermomix procederemos igual, sólo que batiremos la mezcla con una batidora común.

 

Cachapas

La cachapa es una especie de tortilla de maíz típica de países como Venezuela o Colombia. Está elaborada con maíz dulce, así que lo mejor es comerla esporádicamente  en el almuerzo junto a una buena ensalada, ya que son considerables las calorías que contiene.

En el interior de la cachapa se funde el queso guayanés o el queso de mano, pero como estos quesos son difíciles de conseguir, ya que son originarios de Venezuela, los sustituiremos por queso tierno bajo en grasas y así restamos calorías a la receta original.

También es frecuente untar la parte superior con mantequilla, pero eso es algo que también vamos a cambiar en nuestra receta, ya que esta cachapa es un poco más sana que la que podríamos comer en los puestos de las carreteras venezolanas.

Hace años eran unas desconocidas en la gastronomía española, pero ahora las podemos encontrar incluso envasadas en los establecimientos de alimentos congelados, al menos en Canarias.

Vamos entonces a calentar las sartenes y a preparar estas dulces tortillas.
Ingredientes:

  • 300 gr de maíz dulce
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de leche desnatada
  • 2 cucharadas de harina fina de maíz (Maizena)
  • 1 cucharada de sirope de ágave u otro endulzante natural
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • queso tierno bajo en grasas

Preparación con la Thermomix:
Meter todos los ingredientes en el vaso y programar 1 minuto a velocidad 5.

Elegir una sartén pequeña (como para hacer crepes) y pincelarla con un poco de aceite de oliva o de girasol. Cuando esté bien caliente, cubrir el fondo con la mezcla obtenida y cocinar a fuego medio. Cuando podamos levantar con un tenedor los extremos de la cachapa, darle la vuelta con ayuda de un plato. Dorar por ambos lados y reservar en un plato.

Ahora vamos a cortar finas lonchas de queso y las vamos a meter dentro de la cachapa, dándole forma de media luna (como se ve en la fotografía).

Seguiremos el mismo procedimiento con el resto de la masa y así obtendremos uno de los muchos platos exquisitos que nos regala la gastronomía venezolana.

Preparación sin la Thermomix:

Escurrir bien el maíz dulce y pesar los 300 gr. En un bol grande introducir todos los ingredientes y triturarlos bien con una batidora de mano.

Elegir una sartén pequeña (como para hacer crepes) y pincelarla con un poco de aceite de oliva o de girasol. Cuando esté bien caliente, cubrir el fondo con la mezcla obtenida y cocinar a fuego medio. Cuando podamos levantar con un tenedor los extremos de la cachapa, darle la vuelta con ayuda de un plato. Dorar por ambos lados y reservar en un plato.

Ahora vamos a cortar finas lonchas de queso y las vamos a meter dentro de la cachapa, dándole forma de media luna (como se ve en la fotografía).

Con estas cantidades hice tres  cachapas, así que si somos más en casa, doblamos o triplicamos las cantidades y así no querrán quitarnos la nuestra!!

Huevos al plato canario

Ésta es otra de mis cenas favoritas y una idea más para camuflar las verduras que  los más pequeños de la casa no quieren ver ni en pintura.

Podemos cambiar los ingredientes y personalizar esta receta, pues quedan también estupendos con trocitos de atún, pollo y añadiéndole aceitunas negras, setas o cualquier ingrediente que se nos ocurra.

Los huevos al plato es una receta que suele incluir chorizo, morcilla y otros embutidos que no son nada recomendables si queremos mantener una dieta pobre en grasas saturadas, así que nosotros optaremos por estos huevos al plato canario, puesto que es una versión mucho menos calórica y más ligera,  para así irnos sin pesadez a la cama.

Lo ideal sería prepararlos en cazuelitas individuales, pero si no tenemos también podríamos usar una fuente que no sea muy alta.

Vamos entonces a conocer qué ingredientes necesitaremos:

Ingredientes:

  • menestra de verduras congeladas o frescas
  • pechuga de pavo en lonchas o en daditos
  • queso mozzarella
  • salsa de tomate ligera
  • champiñones laminados
  • 1 huevo por cazuelita

Preparación:

En primer lugar vamos a precalentar el horno a 180 grados con calor arriba o la opción de gratinar.

Ponemos 2 cucharadas de salsa de tomate ligera en el fondo de cada cazuelita y encima de ésta añadiremos las verduras, la pechuga de pavo y los champiñones laminados, todo ello en crudo.

Cascamos un huevo por cazuela,  intentado que quede centrado, y dispondremos el queso mozarella para que se nos funda con el calor del horno.

Introducir en el horno hasta que cuajen los huevos (10-15 minutos dependiendo del horno) y espolvoreamos con albahaca justo antes de servir para disfrutar de todo su aroma.

Las cantidades de los ingredientes dependerán de las cazuelitas que preparemos y del hambre que tengamos!
Se le puede añadir un poco de sal, pero yo sólo le he puesto la albahaca y para mi gusto no necesita más sal, ya que al preparar las verduras al horno y no cocerlas, no tienen contacto directo con el agua y es por ésto que mantienen todo su sabor.

Tortilla de papas ligera

Una de las claves para comer sano y no echar de menos esas recetas que no nos aportan beneficios a nuestro cuerpo, es comer de todo en su justa medida y adaptarlas a nuestra equilibrada nutrición. Es por ello que no deberíamos renunciar a nada para así no decaer en cualquier momento. Una buena opción sería  elaborar nuestras propias versiones menos calóricas.

Hasta una tortilla de papas la podemos elaborar con mucha menos grasas, simplemente evitando uno de los métodos menos sanos que hay en la cocina: freír los alimentos.
Y es que muchos nos olvidamos que el microondas no sólo sirve para calentarnos la comida y para descongelar, sino para cocinar rápido y sano cualquier ingrediente que imaginemos.

Como por ejemplo las papas, que quedan estupendas en este pequeño electrodoméstico y con él gastaremos menos tiempo, ensuciaremos menos la cocina y evitaremos esos pequeños accidentes como  quemarnos con una gota inesperada de aceite que salta cuando menos lo imaginamos. En definitiva, muchas ventajas y ningún inconveniente.

En mi versión ligera le he dado un toque de color y sabor con la zanahoria, pero sobra decir que podemos añadirle pimiento, calabacín o cualquier otra verdura que nos apetezca. Y digo verdura, porque sería mejor no añadirle más grasas como chorizo u otros embutidos grasos.

Además, no es necesario, porque así está buenísima y no necesita más que un poco de lactonesa para acompañar.

Ingredientes:

  • 2 papas medianas
  • 1/2 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de aceite de Ajojil
  • 1 cucharadita de sal fina yodada

Preparación:

Lo primero que haremos será picar pequeñitas la cebolla y la zanahoria en una picadora o robot de cocina y meterlas en un recipiente apto para microondas junto con el aceite de Ajojil.

Introducir en el microondas a máxima potencia y sin tapar durante 3 minutos. Mientras,  vamos a pelar y cortar las papas en lascas pequeñas y no muy gruesas, para añadírselas al bol de la zanahoria y la cebolla. Remover bien la mezcla del recipiente, introducir las papas en lascas y volver a introducir en el microondas durante 8-9 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia de nuestro microondas.

La mejor manera de saber que ya están cocidas las papas es pincharlas con un tenedor y comprobar que están blanditas,  pero que no se rompen fácilmente.

En este punto, añadiremos los huevos batidos y la sal y vertemos la mezcla en una sartén antiadherente con un hilito de aceite de oliva para cuajar y dorar nuestra tortilla.

Si queremos que quede todavía más jugosa, podemos pincelar la superficie de ésta con aceite de Ajojil, pero muy poquita cantidad, así le daremos brillo con lo cual será mucho más apetecible.

Y a disfrutar de nuestra gastronomía tradicional sin sentimientos de culpabilidad!!