Flan de cacao al Varoma

¿Te apetece comer un flan sano, casero y buenísimo pero no tienes ganas de encender el horno y estar cociéndolo al baño maría y toda la dificultad que ello conlleva? Pues sigue leyendo, porque hoy os traigo un flan de cacao puro y sin tener que hornearlo. Las ventajas son muchas: un gran ahorro en la factura de la luz, tu horno limpio como una patena y la satisfacción de comerte un flan casero mucho más bueno que los que venden en los supermercados… y si lo endulzas con sirope de ágave, pues mucho mejor!  lo convertiremos en un flan light para así no sentirnos culpables de tan dulce manjar.

La receta original se elabora con el doble de ingredientes que yo he puesto, pero no es que  tuviera mi despensa vacía… es que lo he hecho a posta para no tener un flan tentador en mi nevera que me dure toda la semana… por eso lo hago “mini” y así entre mi marido y yo nos dura sólo el fin de semana. Es una buena táctica para poder darnos nuestros caprichitos sin pasarnos con las cantidades  y no tener que  renunciar al placer de comer un postre al menos una vez a la semana.

Ingredientes:

  • 250 grs de leche desnatada
  • 2 huevos medianos
  • 65 grs de azúcar o su equivalencia en edulzante natural (sirope de ágave, stevia…)
  • 2 cucharadas rasas de cacao puro
  • 700 grs de agua

Preparación con la Thermomix:

Poner en el vaso la leche, los huevos y el azúcar y mezclar durante 10 segundos en velocidad 7.

Poner en el fondo del molde (que ha de tener una capacidad de medio litro) un poco de sirope de chocolate y verter la mezcla con cuidado. Tapar con papel de aluminio y encima poner unas tres servilletas de cocina, para que empapen la humedad del varoma. Reservar.

Enjuagar el vaso de la Thermomix y llenarlo con 700 grs de agua, colocarlo en la base, taparlo sin cubilete y poner el molde con el flan dentro del varoma. Colocarlo en su posición y programar 40 minutos en temperatura Varoma y velocidad 2.

Cuando finalice el tiempo comprobar que el flan está cuajado introduciendo en el centro un pincho de brocheta, si sale limpio estará cuajado, si no es así programar unos minutos más a la misma temperatura.

Dejar enfriar en la nevera y ya tenemos un postre riquísimo, con mucho calcio y proteínas y que no puede ser más fácil de preparar.

Fuente: Libro Imprescindible para su cocina Thermomix 31 (adaptación).

Anuncios

Lactonesa

Si te gusta la mayonesa pero no puedes comerla porque eres intolerante al huevo, huyes de ella por miedo a contagiarte de salmonelosis en los meses más cálidos de verano  o simplemente porque tienes colesterol y debes disminuir la ingesta de huevos, te interesará mucho esta receta: la Lactonesa.
Su propio nombre ya nos indíca que en lugar de huevos la tendremos que emulsionar con leche.

Al hacer este saludable cambio no sólo conseguimos que se reduzcan notablemente sus calorías  (una cucharada de mayonesa tiene 175 Kcal) sino vamos a conseguir una salsa cremosa, muy suave y que se mantiene durante días en nuestro frigorífico sin el temor a que se contamine.
Si la tuviéramos que comparar con las mayonesas lights que compramos en los supermercados, he de decir que es cierto que disminuyen las proporciones de huevo y aceite, pero añaden fécula de maíz para obtener una mejor consistencia, en conclusión, tomaremos más cantidad de estas emulsiones pensando que son “salsas ligeras” y lo único que estaremos consiguiendo es hacer que una ensalada deje de ser “ligera”.

Es por ello que recomiendo sustituir la mayonesa por la lactonesa, ya que es muy fácil de hacer y se hace en muy pocos minutos.
Ingredientes:

  • 150 gr de leche desnatada
  • 300 gr de aceite de girasol
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • sal fina yodada al gusto

Preparación con la Thermomix:

Lo primero que vamos a hacer es poner una jarrita encima de la thermomix y pesar el aceite. Reservamos.

Ahora metemos en el vaso la leche, la cucharadita de ajojil y la sal y programamos 3 minutos a 37º  con velocidad 5. Durante estos 3 minutos vamos a ir vertiendo el aceite en la tapa con el cubilete puesto, para que el aceite caiga lentamente. Cuando finalize el tiempo agregar el zumo de limón y mezclarlo unos segundos en la velocidad 5.
Y así de fácil conseguiremos una salsa para enriquecer el sabor de ensaladas, huevos rellenos, sandwiches y todos los alimentos que antes untábamos con mayonesa.

Para elaborar esta salsa sin thermomix tendremos que poner la leche, el ajojil y la sal dentro de un recipiente estrecho y alto. Cogemos una batidora de mano y la colocamos justo en el fondo del recipiente y comenzamos  mezclar. Cuando comience a emulsionar vamos a ir subiendo poco a poco la batidora hasta que consigamos la textura de una mayonesa. No nos olvidemos de finalizar con el zumo de limón.

Sorbete de melocotón

El sorbete es un postre helado que no contiene grasas, a diferencia de los helados comunes que  están elaborados con huevo y nata.  Es por ello un postre ideal para todos aquellos que cuidan su peso y su salud, sin renunciar al sabor del mejor de los helados.

Es un postre muy  refrescante  y nos ayuda a soportar las altas temperaturas veraniegas y además estamos tomando fruta, ya que éste es su principal ingrediente.
También se le suele añadir cava u otras bebidas, pero el que vamos a aprender a hacer hoy es mucho más ligero y apto para los más pequeños de la casa.

Otra de las ventajas de esta receta es que podemos utilizar la fruta que más nos guste, siempre y cuando esté congelada.

Es muy fácil de hacer… fácil no, facilísimo!!!

Ingredientes:

  • 800 gr de melocotón  en su jugo o en almíbar
  • 100 gr de azúcar (si usamos melocotón el almíbar pondremos 60 gr)
  • 1 limón sin parte blanca ni pepitas

Preparación con thermomix:

Cortar el melocotón en trozos medianos y congelar durante 6 horas como mínimo. Si ya tenemos fruta congelada,   nos saltaremos este paso.

Trocear el limón sin piel, parte blanca ni pepitas y meterlo en el vaso, añadir el azúcar, la fruta congelada y programar 1 minuto en velocidad 10, ayudándonos con la espátula de la thermomix para conseguir la consistencia adecuada.

Servir en copas y a disfrutarlo!!

Y así de sencillo tendremos un sorbete fresco y muy rico para ayudar también a la buena digestión después del almuerzo.