Albóndigas de pollo y pavo al vapor

Es increíble lo buenas que pueden estar unas albóndigas siendo de pavo y pollo y sin freírlas.

La verdad es que no tienen nada que envidiarle a las clásicas albóndigas de carne roja, son muy jugosas, sanas, se hacen de una manera muy fácil con la Thermomix y las podemos comer como acompañamiento de arroces, pastas e incluso de verduras.

Como salen muchas unidades con estos ingredientes, yo suelo hacer con la misma carne unas hamburguesas, que a la plancha os aseguro que también están muy buenas. También las podríamos congelar.

 

Ingredientes para la carne de albóndigas:

  • 600 grs de carne picada mezcla de pollo y pavo (la picamos en la thermomix)
  • 15 grs de leche desnatada
  • 1 huevo
  • 30 grs de cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 1 pizca de pimienta blanca molida

Ingredientes para la salsa de verduras:

  • 100 grs de cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de ajojil
  • 180 grs de pimiento rojo
  • 90 grs de pimiento verde italiano
  • 60 grs de puerro
  • 30 grs de aceite extra de oliva
  • 180 grs de tomate natural triturado
  • 120 grs de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 100 grs de agua
  • 1 cucharadita de sal fina yodada
  • 1 cucharadita de pimentón dulce molido

Preparación con la Thermomix:
En primer lugar vamos a preparar las albóndigas, para ello introducimos en el vaso el aceite de ajojil y la cebolla (los 30 grs). Programamos 5 segundos en velocidad 5. Bajamos los restos hacia las cuchillas y añadimos la sal, la pimienta, el huevo y la leche mezclándolo 4 segundos en velocidad 4.

Metemos este aliño en un bol grande y nos ponemos unos guantes de látex para mezclarlo bien junto con la carne picada y hacer a continuación las formas de las albóndigas. Una vez formadas, las dispondremos en el recipiente varoma. Tapamos y reservamos.

Ahora vamos a preparar la salsa que acompañará a estas estupendas y sanas albóndigas:

Cortamos en trozos la cebolla y la metemos en el vaso, junto con el ajojil, los pimientos y el puerro, también cortados en trozos regulares. Programamos 4 segundos en velocidad 4.

Añadimos el aceite y sofreímos 10 minutos en temperatura Varoma y velocidad cuchara.
Agregamos ahora el tomate y la hoja de laurel, programando 5 minutos con temperatura Varoma y velocidad cuchara.
Quitamos la hoja de laurel y añadimos el vino blanco, el agua, la sal y el pimentón. Colocamos el recipiente Varoma en su posición y programamos 25 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2.
Cuando finalice el tiempo, sólo nos queda pasar las albóndigas a un wok o caldero. Trituramos la salsa 30 segundos en velocidad 8 y luego cubrimos las albóndigas con ella.

Para que los sabores se integren vamos a darle un hervor a las albóndigas en el wok y ya estarán listas para degustar.

 

Fuente: La juani de Ana Sevilla (adaptación)

Anuncios

Pavo al limón

La carne de pavo forma parte de las carnes blancas, esas que tanto recomiendan para que no se nos dispare el colesterol y para no consumir tantas grasas animales. A mí personalmente me gusta más que el pollo, ya que es más jugoso y así variamos un poco.

El pavo por sí solo está bueno, pero si encima lo acompañamos de una salsa de limón pasa a estar más que bueno. Me recuerda a la salsa de limón que preparan en los restaurantes chinos.

La receta es muy sencilla y el resultado es sorprendente, pensarán que hemos pedido comida china a domicilio!!
Ingredientes:

  • 600 gr de filetes de pavo
  •  aceite de oliva
  •  1 cucharada de harina
  •  1 limón
  •  2 cucharaditas de azúcar
  •  150 ml. de vino blanco
  •  sal y pimienta
  •  200 gr de  agua

 Preparación:

En una sartén ponemos  un poco de aceite y la calentamos. Mientras, salpimentamos los filetes y les pasamos por harina. Les sacudimos un poco para quitar el exceso de harina y freímos durante 2 minutos por cada lado. Reservamos los filetes y también el aceite que ha quedado en la sartén.

Lavamos el  limón y lo pelamos quitándole toda la parte blanca y las pepitas. Lo echamos en el vaso junto con 100 ml  de agua y   lo trituramos durante 30 segundos, a velocidad 5-7-10. Colamos y reservamos.

Sin lavar el vaso, añadimos el aceite que nos ha sobrado de freír el pavo y programamos 1 minuto, a temperatura 100º y velocidad 1,5. Echamos una cucharada de harina y programamos 1 minuto, temperatura 90º y velocidad 1.

Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos los filetes de pavo cortados en tiras, el zumo de limón, el azúcar, el vino blanco y el agua.  Programamos 7 minutos, temperatura 90º, giro a la izquierda y velocidad 1. Cuando termina, retiramos los filetes y si la salsa ha quedado muy ligera, la ponemos otros 2 minutos, a temperatura varoma y velocidad 1.

Servimos  los filetes en una fuente y los cubrimos con  la salsa de limón.

Cuando trituremos la salsa de limón deberíamos probarla para poder rectificarla de azúcar si fuera necesario, ya que  depende del tipo de limón que usemos.